El Acuerdo de Asociación Transpacífico fue rubricado en febrero por representantes de 12 países

Por:  8 marzo, 2016
Esta foto de archivo tomada el 22 de febrero, 2006 muestra un buque de carga se encuentra en el muelle en el Puerto de Miami en Miami, Florida . El puerto de Miami se prepara para ofrecer ferries diarios a Cuba.
Esta foto de archivo tomada el 22 de febrero, 2006 muestra un buque de carga se encuentra en el muelle en el Puerto de Miami en Miami, Florida . El puerto de Miami se prepara para ofrecer ferries diarios a Cuba.

Managua.- Nicaragua está "abierta a todo" en su objetivo de ingresar al Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés) , afirmó hoy una fuente oficial.

"Nosotros (...) estamos abiertos para prácticamente a todo, lo que necesitamos es que ellos se abran a nosotros y por lo tanto hemos planteado a la sociedad el reto de prepararnos para el TPP", dijo el asesor presidencial para asuntos económicos, Bayardo Arce.

El Gobierno de Nicaragua anunció la semana pasada su interés de realizar gestiones para ingresar al TPP, integrado por 11 países de la cuenca del Pacífico, entre ellos Estados Unidos y Japón.

Para ajustarse al TPP, Nicaragua está dispuesta a ajustar sus leyes y sistemas de producción, aseguró Arce, en el marco del foro Nicaragua: Perspectivas Económicas y Energéticas, realizado este martes en Managua.

"Pueden estar ahí los mercados, pero si nosotros estamos atrasados en la producción, no desarrollamos productividad, no garantizamos el potencial de nuestro país no lo vamos a aprovechar", explicó.

El TPP fue rubricado el pasado 4 de febrero por los ministros y representantes de Australia, Brunéi, Canadá, Chile, Perú, Estados Unidos, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Singapur y Vietnam.

El nuevo bloque económico prevé que el proceso de ratificación por los distintos parlamentos nacionales dure unos dos años.

Nicaragua es parte del Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (DR-Cafta) , en vigor desde 2006.

El DR-Cafta permite un intercambio comercial entre la región y Estados Unidos con preferencias arancelarias.