Salida de personas de la fuerza laboral mantienen la tasa de desempleo cerca del 9% pese a caída en la tasa de ocupación con respecto al año pasado

Por: Andrea Rodríguez V. 11 agosto, 2016

Según los últimos datos revelados por la Encuesta Continua de Empleo (ECE) para el segundo trimestre del 2016, la tasa de desempleo a nivel nacional se ubicó en un 9,4%, es decir, se mantiene prácticamente invariable si se compara con el mismo periodo de un año antes.

¿Cuáles son las razones que explican ese estancamiento?

En primer lugar, menos personas salen en busca de un empleo, esto, pese a estar en edad para salir a trabajar. Esta merma en la fuerza laboral amortigua la caída en la tasa de ocupación, la cual perdió más de 4 puntos porcentuales en comparación con el segundo trimestre del 2015.

Datos de la ECE afirman que las cifras de abril a junio del presente año dan cuenta de una disminución en la tasa neta de participación laboral nacional, con un registro de 57,2%.

Tal porcentaje significa un descenso en 4,9 puntos porcentuales.

La tasa neta de participación es el porcentaje de la fuerza laboral, compuesta tanto por los ocupados y como por los que buscan trabajo, en relación con la población con edad suficiente para trabajar (mayor de 15 años).

"Lo que ocurre es que las personas que van entrando a la fuerza laboral saben que hay menos posibilidades de conseguir un trabajo porque el desempleo se mantiene constante y tampoco crece la cantidad de ofertas laborales. Es decir, se desaniman antes de comenzar a buscar", manifestaron los investigadores del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) meses atrás, cuando se reportó la misma condición.

Como consecuencia, una disminución en la tasa de participación impacta los niveles de ocupación del país.

La población ocupada nacional se estimó en 1,95 millones de personas en el segundo trimestre de 2016, lo que significó una disminución de 4,5 puntos porcentuales respecto al mismo trimestre del año previo y llegó a 51,8%.

Esta disminución en la tasa de ocupación nacional es producto tanto de la baja en la tasa de ocupación femenina como masculina.

"La tasa de desempleo se mantiene tanto porque no se consigue empleo aunque se busque o bien porque se encuentran trabajos que bajo la expectativa de la persona no se adecúa a sus necesidades o a su nivel", comentó María Luz Sanarrusia, coordinadora de la encuesta.

De esta forma, se da paso a la segunda causa. Más gente se retira de la fuerza de trabajo.

"Se trata de personas que por limitaciones de edad, obligaciones personales, que siemplemente no buscan trabajo o que no están disponbles para hacerlo que quedan fuera de la fuerza de trabajo", agregó Sanarrusia.

"Hay un retiro de personas del mercado laboral. Si esa gente cambia su condición y va y busca trabajo entonces claro está, se impactarían la tasas de desempleo sin lugar a dudas", comentó.