Último cartucho de comunicación

Gobierno espera mejorar estrategia con 5 ejes, apoyo externo y más recursos; el tiempo es su enemigo

  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!

Después de dos años de zigzagueos en el manejo de su comunicación e imagen, Casa Presidencial hace una alta y última apuesta a mejorar la forma en cómo transmitirá su mensaje durante el 2013.

Los pasos hacia una nueva dirección acaso sean tardíos. A la presidenta Laura Chinchilla solo le restan 16 meses para entregar el poder.

Ese implacable cronómetro en contra redobla el reto de la gobernante de aumentar el calado de su obra entre una población que, a octubre pasado, tenía un 53% de calificaciones negativas sobre su mandato.

Francisco Chacón, ministro de Comunicación, insiste en que el interés de la nueva campaña no es levantar la imagen de Chinchilla, sino mejorar la sintonía con el país para que el mensaje del Poder Ejecutivo tenga mayor éxito.

El año pasado, según el ministro, Zapote tuvo que aprender esa lección de la peor forma, atravesando grandes dificultades, en el mundo real y en el virtual, para hacer llegar su punto de vista.

Tambaleo continuo

Ese era un problema desatendido, pues la presidenta Chinchilla decidió iniciar su mandato sin nombrar a un jerarca encargado de la imagen y la comunicación.

Casi un año después, la mandataria se percató del vacío que tenía en ese rubro y llamó a Roberto Gallardo a ocupar un Ministerio de Comunicación que ya jugada con el tiempo en contra.

El tambaleo no paró allí y dos años después Chinchilla optó por relevar a Gallardo y sustituirlo por Francisco Chacón, su amigo personal.

Ahora, el abogado y exdiputado, a menos de un año de haber asumido la comunicación oficial, tiene el reto de volver a replantear una estrategia eficaz para la recta final del Gobierno.

Cinco ejes y ¢1.100 millones

La nueva intentona, con ¢1.100 millones para su financiamiento, procura combatir los fuegos directos desatados en las redes sociales contra el Gobierno.

Con ese fin, Casa Presidencial está presta a destinar hasta ¢220 millones para contratar los servicios de una empresa consultora en temas de imagen.

La estrategia también busca enfrentar un año preelectoral sin que el Poder Ejecutivo caiga en el olvido, opacado por la política partidista y por quienes resulten nominados como candidatos.

Chacón resumió que el plan será atravesado por cinco ejes.

La creación de oportunidades de empleo, la mejoría en la seguridad ciudadana, el crecimiento y la expansión de la Red de Cuido, el desarrollo de proyectos estratégicos de infraestructura durante el 2013 y concientizar a la población sobre la necesidad de una reforma institucional, son las ideas fundamentales que la presidencia desea impulsar en el 2013

Por todos los canales

El jerarca de Comunicación enfatizó que la campaña tendrá como otro de sus pilares una mejor coordinación entre ministerios, con el objetivo de que no se diluya el mensaje de los resultados cosechados.

“Vamos a fortalecer todos los canales informativos para que los costarrricenses reciban toda la información posible, para que conozcan que hemos logrado avances importantes y que estamos cumpliendo los compromisos de la campaña”, sostuvo.

Comunicación no es la panacea

Podría no ser suficiente de nuevo. Según profesionales en el campo de la comunicación, la publicidad y en el manejo de redes sociales, el problema del Poder Ejecutivo es estructural y no será fácil solventarlo a través de una mejor estrategia de comunicación.

El máster en comunicación política Claudio Alpízar cree que la administración Chinchilla parte de una premisa equivocada al considerar que informar es comunicar, cuando este último ejercicio requiere de mayores habilidades políticas.

Para Alpízar, el mayor problema de la comunicación del actual gobierno tiene sus raíces en el estilo de Laura Chinchilla.

“La Presidenta aún no tiene una cadena de mando clara y definida. Los problemas los genera su poca habilidad política y su ‘dejar hacer, dejar pasar’, que genera muchas libertades y poca coordinación en la dirección superior del Gobierno”, afirmó.

Para Alpízar, el Gobierno debe enfocarse en apaciguar la crítica ciudadana corrigiendo sus desaciertos mayores, como el manejo del caso de la trocha fronteriza.

Giovanni Bulgarelli, socio fundador de la agencia de publicidad Father, que ha participado en varias campañas electorales, cree que el Gobierno carece de materia prima para poder comunicar bien.

“El Gobierno le está dando a la comunicación el valor que no tiene. Lo primero debería ser una prioridad clara en mejorar su gestión, lo cual pasa por que la Presidenta tenga poder real y no únicamente formal, como sucede hoy”, sostuvo.

Cristian Cambronero, periodista y director de estrategia online de la agencia BigWebNoise, comparte que el frío no está en las cobijas.

El comunicador afirma que el principal error del Gobierno es pensar que la percepción negativa de la gente obedece a una comunicación deficiente y no a debilidades de la gestión en sí.

“Casos como la firma de la ‘Ley de delitos informáticos’, con todo y sus imprecisiones, o la poca decisión para avanzar en garantizar el acceso a datos públicos, evidencia que en el Gobierno el coqueteo con la cultura online no pasa de ser eso y que el ‘espíritu 2.0’ está poco interiorizado”, recalcó.

¿Merece la pena una inversión multimillonaria en comunicación para un Gobierno que casi termina?

Según Francisco Chacón sí, pues, en el tanto se comuniquen mejor con la gente, más podrá avanzar la agenda del Gobierno. Será este año el encargado de darle la razón o de desmentirlo.

Los hilos conductores de Zapote

Creación de oportunidades y generación de empleo: El ministro de Comunicación afirmó que el Gobierno enfatizará que el desempeño de la economía es satisfactorio y que eso se traduce en la creación de muchos nuevos empleos y mejor pagados.

Seguridad: La estrategia en este rubro será la mejoría que el Gobierno considera palpable en la lucha contra la delincuencia gracias a más policías, mejor entrenados y mejor equipados, con una fuente fresca de financiamiento, gracias al impuesto sobre las personas jurídicas. Esto, según Chacón, ha redundado en mejorías sustanciales en los índices de criminalidad y victimización.

Crecimiento y expansión de la Red de Cuido: El plan es mercadearla como una de las promesas de campaña de Laura Chinchilla que se ha cumplido y cuyos alcances han sobrepasado las metas fijadas, para beneficio de las mujeres que deben incorporarse al mundo laboral y delegar el cuido de sus hijos o adultos mayores en terceros.

Infraestructura: El objetivo de Zapote es hacer ver que en el 2013 se concretarán proyectos estratégicos que permitirán al país avanzar de forma sustantiva. Entre las obras que son punta de lanza están la construcción de la Terminal de Contenedores de Moín (TCM), la reparación masiva de puentes y el tramo Chilamate-Vuelta Kopper, entre otras.

Reforma institucional: El Poder Ejecutivo pretende lanzar una campaña para hacer ver a la población la necesidad de cambios estructurales para mejorar la calidad de la democracia y del funcionamiento del Estado, todo apuntalado con el informe que preparan los notables y que será presentado pronto.

Fuente Entrevista a Francisco Chacón.

INCLUYA SU COMENTARIO