Fondos facilitados por banco regional se usarán para financiar proyectos prioritarios

 1 julio, 2014
El presidente Luis Guillermo Solís dio a conocer los nombres de cuatro de los seis miembro del Consejo Directivo del ICE este martes 17 de junio.
El presidente Luis Guillermo Solís dio a conocer los nombres de cuatro de los seis miembro del Consejo Directivo del ICE este martes 17 de junio.

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, giró la directriz para que los recursos que facilita el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) a Casa Presidencial no se utilicen para pagar salarios ni consultorías, a altos funcionarios contratados por el Gobierno.

Así lo confirmó el ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez. Según el jerarca, el Gobierno considera incorrecto el uso que dieron administraciones anteriores al fondo de cerca de $2 millones que facilitó el BCIE.

Jiménez indicó que la orden de Luis Guillermo Solís es que ese fondo se utilice para financiar proyectos ligados a los tres pilares de la estrategia de su gobierno que son el combate a la pobreza, la generación de empleo y la rehabilitación de obra pública.

El jerarca de la Presidencia dijo que el Gobierno aún no cuenta con la información necesaria para determinar a cuanto asciende el fondo financiado por el BCIE.

"Hay organismos que no nos han dado la información. En algunos casos pueden ser entre $500.000 y $1.000.000, pero lo que sí está totalmente claro es que esos recursos no serán utilizados para pagar salarios, sino para (financiar) algún tipo de proyecto", subrayó el ministro.

Durante la última administración del expresidente Óscar Arias (2006-2008) se suscitó una polémica por el uso que hizo Casa Presidencial de $2 millones facilitados por el BCIE.

El Gobierno de entonces decidió utilizar los recursos para el pago de consultorías en diversas temáticas, sin que existiera claridad sobre si los recursos debían ingresar a la Caja Única del Estado o si Casa Presidencial podía disponer de ellos de manera discrecional, como al final sucedió.

El manejo de los recursos derivó en una indagatoria contra el exministro de la Presidencia, Rodrigo Arias, por el presunto delito de peculado. Sin embargo, la Fiscalía General de la República suspendió la investigación.