Mandatario refuerza posición del gobierno a favor de los principios que sustentan la libertad de empresa y comercio

Por: Andrea Rodríguez V. 17 junio, 2015
Las autoridades mexicanas de Salud Vegetal cuestionan las bases de los estudios hechos por el SFE para frenar la importación de aguacate desde México ante el riesgo de expansión de la enfermedad Sunblotch.
Las autoridades mexicanas de Salud Vegetal cuestionan las bases de los estudios hechos por el SFE para frenar la importación de aguacate desde México ante el riesgo de expansión de la enfermedad Sunblotch.

La tarde de este miércoles el presidente Luis Guillermo Solís emitió una carta dirigida a los grupos empresariales que representan al comercio en el país, en la que reafirma su apoyo a las medidas tomadas por las instituciones de gobierno en pro de proteger la salud de las personas y la seguridad de las plataciones y cosechas.

El Servicio Fitosanitario del Estado (SFE) anuncio a principios de mayo, la decisión de cerrar las fronteras nacionales a la importación de aguacate proveniente de México. Según el SFE, la suspensión de la importación del aguacate la toma "Costa Rica apegado a legislación nacional y a las medidas precautorias establecidas en comercio internacional" y bajo el argumento de que la medida pretende reducir el riesgo de que se extienda en el país la enfermedad sunblotch, presente en el fruto mexicano que ingresaba al país.

El gobierno tildó como injustificada la posición de las cámaras al considerar que las decisiones tomadas, y anunciadas por el Servicio Fitosanitario, han ido en contra de la libertad de empresa y comercio.

"El adecuado cumplimiento de las normas técnicas , la correcta protección fitosanitaria y el respeto a los límites máximos de residuos de plaguicidas son garantías debidamente normadas en los acuerdos comerciales, y por tanto, no constituyen barreras al comercio", se lee en el comunicado de Presidencia.

El SFE sostiene, además, que entre otras materias primas que también presentan problemas para ingresar al país está la papa procedente de Estados Unidos.

Solís aprovechó, por su parte, para enfatizar el interés de parte del gobierno de buscar más y mejores socios comerciales en América Latina, Europa y Estados Unidos. "Mi gobierno ha dado muestras fehacientes del interés por la atracción de inversiones, a la vez, que ha estado en la mejor disposición de acalarar y alcanzar acuerdos razonables y respetuosos del Estado de Derecho".

Frente empresarial

La respuesta desde Casa Presidencial llega luego que la Cámara de Exportadores e Importadores de Productos Perecederos de Costa Rica (CEIPPCR), Cámara de la Industria Alimentaria (CACIA), Cámara de Comercio de Costa Rica, Cámara de Comercio Exterior de Costa Rica y de Representantes de Casas Extranjeras (CRECEX), Cámara de Industria y Comercio Costa Rica-México (CICOMEX), Cámara Nacional de Turismo (CANATUR), Cámara Costarricense de Restaurantes (CACORE), y la Asociación Consumidores de Costa Rica, alegaran políticas proteccionistas impuestas por el gobienro en contra de las importaciones de productos agrícolas al país.

Tales medidas fueron consideradas como iniciativas que violan principios de legalidad, acuerdos internacionales y que ponen en riesgo el presupuesto familiar en temas de alimentación.

Los empresarios denunciaron que a causa de estas medidas ya empezaron los despidos de personal de las empresas importadoras, el faltante de productos en el mercado nacional, pérdidas económicas en los diferentes sectores, y se está generando incertidumbre jurídica en las empresas que invierten y tienen relaciones comerciales con Costa Rica.

"Las instituciones gubernamentales, como el Servicio Nacional de Salud Animal (SENASA) y el Servicio Fitosanitario del Estado (SFE), no se apegan a los principios de razonabilidad, proporcionalidad y criterio técnico al momento de justificar la imposición de cuestionables medidas que a través de la paralización de las importaciones", cuestionaron las agrupaciones.

Y es que el descontento del sector del sector comercial es tal que exigieron la renuncia de Francisco Dall'Anese, director del SFE, así como de Bernardo Jaén, Director General del Senasa

"No queremos seguir hablando con intermediarios, queremos que el Presidente de La República nos reciba para explicarle el gran perjuicio que las recientes decisiones tomadas en contra de las importaciones a Costa Rica de diversos productos agrícolas le provocarán a nuestro país", concluyeron los representantes de las cámaras.

Sobre este punto, sin embargo, Solís estableció que será hasta que los sectores participen de una mesa de trabajo, que analice y verifique la coordinación interinstitucional y la aplicación de los mecanismos que exigen los acuerdos comerciales , cuando se reunirá entonces con los representantes.

Nota: esta información fue modificada posterior a su publicación.