Entidad rechazó prórroga de financiamiento que pidió el Gobierno en enero

Por: Evelyn Fernández Mora 12 junio, 2014
La Contraloría General de la República llamó la atención a Hacienda y a Japdeva, en abril pasado, de que el avance en obras como los patios del Incofer y playa Los Baños era nulo.
La Contraloría General de la República llamó la atención a Hacienda y a Japdeva, en abril pasado, de que el avance en obras como los patios del Incofer y playa Los Baños era nulo.

El Banco Internacional de ReConstrucción y Desarrollo (BIRD) del Banco Mundial rechazó la prórroga que el Gobierno de Costa Rica le solicitó desde enero de este 2014 para poder continuar con los proyectos de Limón Ciudad Puerto (PLCP), según confirmó el ministro de la Presidencia Melvin Jiménez este jueves.

A inicios de este año El Financiero dio a conocer que el Gobierno solicitó una extensión del plazo al BIRD por los atrasos en la concreción de las obras, con el fin de que continuara disponible el dinero del crédito y finalizar el proyecto en el 2015.

No obstante, el Ministerio de Hacienda informó hoy que de acuerdo con lo solicitado por la unidad coordinadora del PLCP, la fecha de cierre del proyecto estaba prevista para el 31 de mayo de 2016.

Empero, tras esta negativa, el Ministro de la Presidencia recalcó que lo único que le queda ahora al Gobierno es aprovechar la gira del Presidente de la República, Luis Guillermo Solís estos días a Estados Unidos para que negocie de manera directa con las autoridades para plantearles una nueva solicitud.

"El tema fundamental es que estén (el Banco Mundial) dispuestos a la prórroga, si ellos dicen que están dispuestos, inmediatamente regresando el Presidente, crearemos un equipo para hacer un replanteamiento de la ruta de ejecución y de la organización de los entes que lo van a ejecutar", comentó Jiménez.

El BIRD facilitó $72,5 millones para ese proyecto desde el 2008, con una contrapartida del Gobierno de $7.145.724. Empero, el avance físico total del proyecto reportado por la unidad coordinadora hasta diciembre de 2013 fue de apenas un 30,71% y tan solo un 4% del dinero disponible se había ejecutado.