Proyecto exoneraría a vehículos eléctricos e híbridos recargables del pago de impuesto de ventas, selectivo de consumo, valor aduanero y marchamo

Por: Daniel Salazar Murillo 12 agosto, 2016
Según Aivema, entre julio de 2015 y julio del 2016 solo se importaron 315 unidades de vehículos híbridos y eléctricos.
Según Aivema, entre julio de 2015 y julio del 2016 solo se importaron 315 unidades de vehículos híbridos y eléctricos.

Un proyecto de ley que permitiría la exoneración de impuestos para los vehículos eléctricos e híbridos recargables podría aprobarse este año en el país.

Así lo prevé el diputado oficialista Franklin Corella, proponente de la iniciativa.

El texto, en Plenario y convocado por el Ejecutivo durante agosto, exoneraría a este tipo de vehículos durante cinco años de los impuestos selectivo de consumo, de ventas y sobre el valor aduanero, así como del pago de los derechos de circulación (marchamo) y de parquímetros.

La iniciativa también plantea que este tipo de vehículos no estén sujetos a la restricción vehicular, exonera sus partes durante cinco años y plantea la creación de estaciones de recarga para los automóviles.

Los incentivos solo aplicarían para los primeros 100.000 vehículos importados después de la aprobación de la ley.

"Este proyecto es muy ambicioso y daría una gran exposición al país. Permitiría tener una política muy agresiva hacia las energías limpias", señaló Corella. "Hay un interés especial de tenerlo aprobado antes de diciembre. Incluso hay posibilidades de hacer grandes avances en agosto, durante las sesiones extraordinarias".

El legislador estuvo presente en el foro "Avance de las tecnologías automotrices limpias en Costa Rica".

La iniciativa cuenta con el apoyo del Ejecutivo y fue aprobada por unanimidad en la Comisión de Gobierno y Administración de la Asamblea Legislativa durante abril de este año.

Tampoco cuenta con oposición explícita de ningún diputado en este momento.

Aprovechar la electricidad de fuentes renovables

Según estadísticas preliminares de la Comisión Económica para América Latina (Cepal), en el 2015 Costa Rica generó el 99% de su electricidad a partir de fuentes renovables.

Un porcentaje importante, si se contempla que, dentro de los países del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), la participación promedio es cercana al 54%.

Sin embargo, la producción de electricidad por medio de energías limpias aún no está siendo aprovechada por el parque automotor del país.

A pesar de que la importación del 2010 al 2015 de vehículos híbridos pasó de 25 a 239 unidades, cantidad que aún es ínfima. De enero a mayo de este año, se han importado unos 35.690 autos de todas las categorías.

"¿Qué hace la industria para montarse en este barco?", preguntó Carlos Aguilar, subdirector de l a Asociación de Importadores de Vehículos y Maquinaría (Aivema). "Hace mucho, pero los fabricantes no liberan algunas de las unidades nuevas y eficientes que tienen porque no hay políticas para ello".

Aguilar dijo que se necesita solicitar a los gobiernos que establezcan políticas de largo plazo.

“Lo que aquí corresponde es solicitarle al gobierno un plan, donde podamos –como industria- saber a qué atenernos. Eso hace mucha falta", sostuvo.

Transformar el transporte público

El transporte público puede ser un resorte importante en la transformación del tipo de energías que se incorporan en el parque automotor.

“Me parece que hay que empezar con el transporte público", resaltó el científico Franklin Chang. "Nuestras carreteras no dan abasto, y lo que necesitamos realmente es habilitar el transporte público".

Para finales de año, Chang plantea crear un pequeño proyecto de transporte para los trabajadores del aeropuerto Daniel Oduber. Se trata de un sistema de transporte con buses de hidrógeno dedicado especialmente a la localidad de Liberia.

"Costa Rica tiene todas la capacidad para no esperar que sean los Estados Unidos los que desarrollen las tecnologías. Si esperamos, vamos a tardar mucho, porque allí las tecnologías van lento porque sigue existiendo un deseo de usar el petróleo", advirtió Chang. "El país tiene suficientes recursos solares y eólicos para subsanar en más de 10 veces todos sus requisitos energéticos, incluyendo el transporte".