El presidente de la República dio números sobre el crecimiento productivo que no reflejan el panorama completo de la actividad económica de Costa Rica

Por: María Fernanda Cruz 20 octubre, 2015

Que la actividad económica de Costa Rica creciera a un ritmo promedio de 2,1% en los últimos cuatro meses no es necesariamente una buena noticia, como la presentó el presidente de la República Luis Guillermo Solís este domingo, antes de anunciar la estrategia de activación económica Impulso.

El Financiero decidió corroborar los datos y aseveraciones realizadas por el Presidente con la información pública que está en el sitio web del Banco Central de Costa Rica. El resultado: los indicadores económicos contradicen a las buenas noticias de Solís.

La primera aseveración

"En el 2015, la producción nacional ha crecido mensualmente un 2,1% en promedio", dijo Solís.

EF consultó a la Presidencia de la República cuáles datos utilizó para obtener este porcentaje, pero no se obtuvo respuesta al momento de publicación de esta nota. El promedio que menciona Solís, coincide con el de la tasa de variación media del IMAE con los datos de la serie original del índice. Si se realiza el mismo cálculo para los primeros ocho meses del 2014, el promedio de crecimiento es del 3,3%, superior al reportado este año.

Además, Presidencia no utilizó los datos de la tendencia ciclo del IMAE, la cual elimina las estacionalidades y cambios abruptos, y es una de las más recomendadas para las comparaciones.

En el 2015, el IMAE, que mide la producción industrial del país, muestra una desaceleración de la actividad económica de un punto porcentual en comparación con agosto del 2014 (tasa de variación de los últimos 12 meses).

El único mes en que creció el índice, en comparación con el mismo mes del año anterior, fue enero y lo hizo en solo un 3%.

De hecho, desde el 2009 el país no había tenido índices tan bajos de crecimiento económico, medido con el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE), como ahora.

Tampoco es alentador el comportamiento del Producto Interno Bruto (PIB), que se mide trimestralmente. Si se tomaran como referencia los últimos seis meses, en realidad el ritmo de crecimiento de la producción se ha desacelerado en un 5%. Si se compara con años anteriores, la cifra es la menos positiva de los últimos cuatro años.

La segunda aseveración:

"En este año hemos tenido una mejora en los términos de intercambio y en la inversión extranjera directa que contribuyen a dar estabilidad al colón frente al dólar, situación que consideramos se mantendrá en el 2016", expresó Solís.

Tiene razón el Presidente en que, si se compara con el año anterior, el déficit es menor. Sin embargo, esta mejora no se debe a que Costa Rica haya producido más bienes para exportar, sino a que redujo las importaciones en un 17%.

Con respecto a la inversión extranjera directa (IED) sí "mejoró" en comparación con el trimestre anterior, pero después de haber sufrido una caída de un 16% a principios de este año en comparación con el cuarto trimestre del 2014.

Además, el promedio de inversión trimestral viene en descenso desde el 2013. Ese año fue de $669 millones, mientras en el 2014 fue de $544 millones y en los primeros dos trimestres del 2015 fue de $511 millones.

Etiquetado como: