ENTREVISTA A MÓNICA SEGNINI

¿Cómo reconstruir imagen de Cadexco?

Nueva presidenta anuncia pocos cambios y más resultados


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Vídeos
  • Imágenes

Mónica Segnini, nueva presidenta de la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco), no es ninguna novata en el escenario nacional.

La campaña presidencial del 2010, en la que participó como candidata a vicepresidenta del Partido Acción Ciudadana (PAC) la dejó acostumbrada al escrutinio. Apenas pestañeó cuando se le preguntó si guarda aspiraciones presidenciales.

La experiencia le servirá ahora que debe aquietar las aguas agitadas por las que navega Cadexco. Una acusación por el mal uso de fondos de cooperación internacional, puso a la Cámara bajo los reflectores. Además, provocaron la salida de Sergio Navas, director ejecutivo, y luego Mónica Araya, presidenta, quienes fueron voces cantantes de Cadexco por años.

Segnini, quien durante años ha formado parte de Cadexco, confía en que su imagen aporte credibilidad a la organización, y su llegada augura cambios, aunque ella asegura que pocos.

Usted llega a presidir una organización en crisis.

La cámara ha pasado un año muy difícil. No afirmaría que está en crisis, pero sí ha pasado un momento muy difícil. Estoy clarísima con eso; no solo porque tengo 10 años de ser miembro de la Junta Directiva, sino porque en el último año lideré el proceso de reorganización.

¿Cuán profunda será la transformación de Cadexco?

La Cámara de Exportadores tiene 30 años de existencia y ha sido una punta de lanza en el país. Ha generado propuestas a problemas, no solo del sector, sino también a los nacionales. Más que profunda, será una transformación de hechos y soluciones. No quiero hacer una revolución interna, vamos a mantener aquello que se ha hecho bien.

Las cámaras se manejan a punta de credibilidad e imagen, ¿cómo reconstruir ese capital?

Una de las cosas que valoraron los asociados para darme el apoyo es que tengo clarísima esa construcción de credibilidad. A mí me respaldan no solo 20 años en el sector empresarial, sino los resultados que he obtenido en la gestón dentro de Cadexco. Traigo conmigo una credibilidad que quiero inyectarle a la Cámara.

¿Habrá cambios internos?

He hecho una radiografía en cuanto al sistema interno, el personal, cómo están sus competencias. No vislumbro grandes cambios, más que el nombramiento de una Dirección ejecutiva y de un Director administrativo financiero. Para mí esos tienen que ser puestos de alto nivel, credibilidad y competencia.

Cadexco estuvo más interesado en un pulso por los eurobonos que en manifestarse sobre las negociaciones comerciales...

El tipo de cambio es un tema que sigue preocupando. Pero más allá del enfrentamiento público que hubo con respecto a los eurobonos, la preocupación ahora es qué nos tiene que decir el Gobierno para que el sector tenga certidumbre. Sin embargo, tengo que aceptar que ha habido un abandono en el seguimiento del TLC con Colombia. Esa fue una de mis primeras directrices, ponernos a disposición del Comex y participar activamente en el proceso.

¿Comulga con las posiciones que se venían defendiendo?

Aquí no es lo que piense Mónica Segnini. Comparto la inquietud con el tema de los eurobonos, pero también preocupan las tasas de interés. El tema es, porque eso es algo que todavía nadie ha logrado afirmar, si efectivamente los eurobonos causarán impacto fuerte, dónde está la propuesta para compensar ese impacto.

¿Hasta dónde llega la defensa de los intereses sectoriales versus el beneficio de la mayoría?

Una de las características de Cadexco es que tiene claro que, a pesar de ser el representante de un sector específico, su visión tiene que ser una visión país. Entendemos que los demás sectores deben estar bien, para que nosotros estemos bien. Cadexco ha presentado en dos ocasiones su Agenda nacional de desarrollo productivo que abarca no solo intereses del sector, sino temas de educación, de desarrollo rural, de infraestructura.

¿La presión del sector con respecto al tipo de cambio es una lucha sectorial que se superpone al país?

Todo depende de cómo se plantee esa lucha. El tema no es velar solamente porque no nos afecte el tipo de cambio, sino compensar con otros aspectos de competitividad. Lastimosamente, tampoco compensamos con otros aspectos. Tenemos que luchar con la infraestructura, la tramitomanía, los puetos deficientes, con costos logísticos altos, con insumos altísimos en mercados internacionales, y a eso le sumamos el tipo de cambio. Si existiera una forma de compensar esa pérdida competitiva, el impacto no sería tan grave. Pero tenemos una serie de variables que impactan al sector que tampoco están siendo atendidas.

¿Cuál es el principal desafío del sector exportador?

El inmediato, tenemos desafíos permanentes. Estoy conciente de que la solución al tema de infraestructura no es inmediata. Entre los temás más inmediatos está el de las compras autorizadas. Estas permiten que el exportador obtenga créditos fiscales por insumos que adquiere para toda la cadena de su proceso productivo. Pero un vacío en la norma hace que la Administración pueda decidir que cierta parte de la cadena no es sujeto de crédito. Emitieron una directriz donde sacan todo el material de embalaje y etiquetas. Eso es un golpe más grave que el tipo de cambio.

¿Cuál ha sido el comportamiento de la afiliación durante los últimos años? ¿Por qué estos datos no se divulgaban?

Desconozco por qué no se divulgaban. Cadexco cuenta con alrededor de 400 asociados. Un asunto que debe mejorar es que no se les daba seguimiento a que se mantuvieran las cuotas al día, y podrían haberse presentado desafiliaciones por morosidad.

Cadexco es de las grandes cámaras no afiliadas a Uccaep. ¿Va a acercarse?

La Unión de Cámaras ha hecho una gestión muy importante defendiendo los intereses del sector privado. Vamos a conversar. Pero debo decir que esa separación de Uccaep le ha permitido a Cadexco su crecimiento y proyección como cámara independiente.

¿Existe rivalidades entre Uccaep y Cadexco por ser la voz cantante del sector productivo?

Puede existir alguna rivalidad, pero hemos hecho muchos proyectos con otras cámaras. Debo plantear el tema en la Junta Directiva para saber si quieren una incorporción como miembro de la Uccaep o hacer una alianza estratégica. Nosotros no podemos perder los espacios que tenemos como cámara y necesitamos mantener cierta independencia.

¿La salida de Luis Loría marca un alejamiento de los sectores más identificados con el liberalismo económico?

No tiene nada que ver con ese tema. Él fue contratado por la administración anterior y consideró oportuno que, una vez que se diera el cambio, hacer un corte.

Usted fue candidata a vicepresidenta por un partido que se opuso al Cafta. ¿Cómo concilia su récord político con su posición como representante de un sector que apoyó ese acuerdo?

Entré a ese partido político en 2009 y ya había sucedido lo del TLC; tengo 20 años de estar en el mundo empresarial. Yo apoyé el tratado.

“No he perdido la coherencia en mis posiciones con respecto a este tema. Siempre he defendido la apertura comercial. Mi acercamiento con ese partido no tuvo que ver con este tema, sino con otros como la ética y la integridad en la función pública”.

¿Es Cadexco una plataforma política para usted?

No, jamás. Obviamente, Cadexco es una plataforma, es la cara del sector productivo exportador, voy a tener que defender temas. Habrá exposición pública pero no es con esa visión de ser una plataforma política.

¿Cuál es su papel en el PAC?

Soy miembro, no he renunciado. No se ha presentado una razón hasta el momento por la cual tenga que renunciar. Pero no estoy activa en el partido.

¿Es usted la candidata de Ottón Solís para el PAC en el 2014?

No, jamás, Dios guarde.

¿Tiene aspiraciones presidenciales?

No, para el 2014 no.

¿Para el 2014 no, pero para después sí?

Tengo que ser totalmente honesta, no puedo decir ahora que no tengo aspiraciones futuras o que cierro aspiraciones futuras.

“Yo quiero servir al país; por eso participé, pero no llego a Cadexco como parte de un plan para participar en política”.

Sostenbilidad y financiamiento