Bancadas relegan el proyecto a un segundo plano ante imposibilidad de llegar a acuerdos.

Por: Gerardo Ruiz Ramón 6 febrero, 2014
La diputada Carmen Muñoz, jefa de fracción del PAC, afirmó que un eventual triunfo del candidato presidencial de su partido, Luis Guillermo Solís, podría ser uno de los elementos que frenó la reforma al Reglamento Interno de la Asamblea Legislativa.
La diputada Carmen Muñoz, jefa de fracción del PAC, afirmó que un eventual triunfo del candidato presidencial de su partido, Luis Guillermo Solís, podría ser uno de los elementos que frenó la reforma al Reglamento Interno de la Asamblea Legislativa.

El proyecto para reformar el Reglamento Interno de la Asamblea Legislativa perdió viabilidad política este jueves, cuando los diputados de la mayoría de las fracciones estuvieron de acuerdo en relegarlo a un segundo plano de la agenda para discutir otros proyectos que sí gozan de consensos mayoritarios.

Aún así, aprobaron la moción para que sea el tema de discusión durante la primera hora de la sesión legislativa, correspondiente a a los asuntos de régimen interno. Inicialmente, la intención era dedicarle dos horas.

Entre las iniciativas que los diputados privilegiarán se encuentran el plan para reformar el Sistema de Banca para Desarrollo, el plan para el freno de capitales externos y el que busca regular las experimentaciones biomédicas, todos convocados por el Poder Ejecutivo para su debate durante el actual periodo de sesiones extraordinarias.

Carmen Muñoz, jefa de fracción del Partido Acción Ciudadana (PAC), explicó que este jueves surgieron dudas en las fracciones de Renovación Costarricense, Restauración Nacional y Accesibilidad Sin Exclusión (PASE), que alegaron estar disconformes con varios de los puntos del plan para modificar la normativa interna del Congreso.

Para ella, el viraje tiene relación con los resultados de los comicios del domingo cuando Luis Guillermo Solís, del PAC, obtuvo mayor respaldo de votos (30,95%) y Johnny Araya, del PLN; un 29,59%. Las proyecciones de la conformación del Congreso revelan que Liberación obtendría 18 escaños (ahora tiene 24), mientras que el PAC entre 13 y 14 curules (hoy tiene 11).

La legisladora explicó que el principal punto de desacuerdo entre las bancadas es la prerrogativa que se le pretende dar al Poder Ejecutivo para que convoque tres proyectos prioritarios al inicio de cada periodo de sesiones ordinarias, los cuales tendrían un plazo para ser votados.

Según la diputada del PAC, la fracción del Partido Liberación Nacional (PLN) mantiene el interés en la reforma que, entre otros objetivos, pretende reducir el tiempo de votación de los proyectos de ley.

No obstante, dio por descartado que una negociación externa al Parlamento, en la que participen los líderes del PAC y del PLN, sirva para darle un nuevo impulso a la propuesta.

El diputado Rodolfo Sotomayor, jefe de fracción de la Unidad Social Cristiana (PUSC), expresó que su grupo considera acertado dar un compás de espera al plan de reforma al Reglamento Interno con el propósito de que el texto sea analizado por los futuros diputados que iniciarán labores el 1° de mayo entrante.

“Con la nueva conformación de la Asamblea Legislativa hay que revisar algunos detalles del proyecto. Además, los nuevos diputados deben conocer sus contenidos, ellos serán los encargados de ejecutarlo”, dijo Sotomayor.

Durante el periodo constitucional 2014-2018 la Asamblea Legislativa estará conformada por 9 fracciones, la integración más atomizada de los últimos gobiernos.

En ese contexto, futuros diputados, como Ottón Solís, del PAC, consideran indispensable un cambio en el Reglamento Legislativo para acelerar la toma de decisiones.