"Puedo decir, con toda tranquilidad, que hicimos un proceso de licitación para la contratación de la empresa de servicios de prensa del ministerio con total celo y respeto por la cosa pública" a través de una proclamación automática por ofrecer el menor precio, precisó el jefe del gabinete del ministerio de Hacienda de Brasil, Marcelo Fiche

Por: Carolina Ruiz Vega 30 noviembre, 2013
La revista Epoca publicó hace dos semanas que El jefe del gabinete del ministerio de Hacienda de Brasil, Marcelo Fiche y el asesor técnico, Humberto Alencar fueron acusados de recibir sobornos
La revista Epoca publicó hace dos semanas que El jefe del gabinete del ministerio de Hacienda de Brasil, Marcelo Fiche y el asesor técnico, Humberto Alencar fueron acusados de recibir sobornos

El jefe del gabinete del ministerio de Hacienda de Brasil, Marcelo Fiche, renunció a su cargo para responder a denuncias de corrupción publicadas en la prensa local, informó su despacho en un comunicado.

La revista Epoca publicó hace dos semanas que Fiche y el asesor técnico, Humberto Alencar, quien también presentó su renuncia, fueron acusados de recibir sobornos de al menos 60.000 reales (unos $25.800) para que el ministerio autorizara el contrato con sobreprecio de una empresa para prestarle servicios de comunicación.

El ministro Guido Mantega pidió inmediatamente una investigación al ministerio de Justicia y a la Policía Federal.

"Pedí al ministro Guido Mantega no regresar a la jefatura del gabinete, luego de mis vacaciones. De esa forma contribuyo a que las investigaciones ahora en curso se hagan con toda tranquilidad y la mayor celeridad posible", indicó Fiche en la nota publicada el viernes de noche.

Fiche aseguró que las denuncias de corrupción son "mentiras" e injustas.

"Puedo decir con toda tranquilidad que hicimos un proceso de licitación para la contratación de la empresa de servicios de prensa del ministerio con total celo y respeto por la cosa pública" a través de una proclamación automática por ofrecer el menor precio, precisó.

Ambos funcionarios fueron enviados de vacaciones por el escándalo.

Alencar era responsable de la fiscalización del contrato y firmó horas extras y trabajo de empleados fantasmas para justificar el monto pagado por el ministerio.

Etiquetado como: