Cámaras de Turismo, Hoteles y Restaurantes se unen en contra del uso de esta medida por parte de las municipalidades

Por: Juan Pablo Arias 28 enero, 2014
 El almacenamiento del vino es fundamental para su conservación. Usted puede preguntar cuáles botellas deben ser consumidas pronto y cuáles podrá guardar en su casa, en las condiciones de temperatura y posición adecuadas.
El almacenamiento del vino es fundamental para su conservación. Usted puede preguntar cuáles botellas deben ser consumidas pronto y cuáles podrá guardar en su casa, en las condiciones de temperatura y posición adecuadas.

Por considerar que es una medida que afecta al sector turístico, la Cámara Nacional de Turismo (Canatur) confrontó a las municipalidades que adoptarán la ley seca durante el día de las elecciones presidenciales y calificó su aplicación como "un absurdo".

Según el gremio, la medida –prevista para el próximo 2 de febrero- fue tomada con poco anticipo y perjudica la actividad de sectores como el turístico y el gastronómico, los cuales deben privarse de brindar el servicio a personas ajenas a lo que acontece en el país, especialmente turistas extranjeros.

Además, señala que no hay consideración sobre los efectos que esto genera a los empresarios y añade que los municipios apelan a los sectores contribuyentes a cumplir con las responsabilidades municipales, sin importar el impacto que genera la adopción de este tipo de decisiones unilaterales.

"En un período tan próximo, los municipios dan a conocer que adoptarán la ley seca para las elecciones, lo que definitivamente es un irrespeto para empresarios serios, quienes sí planean actividades con suficiente anticipación", alegó Isabel Vargas, presidenta de Canatur.

La Cámara asevera que la decisión de dejar en manos de cada municipio la aplicación de esta norma diluye el "espíritu" de esta restricción, pues no funcionará a nivel nacional.

"Nos parece irracional y arcaica la medida como tal, pero es aún más absurdo que la aplicación de esta Ley quede a expensas de los gobiernos locales, donde inclusive se podrán presentar casos de municipios vecinos que tomen decisiones contrarias al respecto", dijo Vargas.

En un comunicado conjunto con Canatur, Rubén Pacheco, presidente de la Cámara Costarricense de Hoteles (CCH), se unió a la crítica contra los municipios.

"La afectación de las empresas es enorme; parece que somos un país retrógrado, que no sabe la importancia de la actividad turística", dijo Pacheco.

Por su parte, la Cámara Costarricense de Restaurantes y Afines, (Cacore), señaló una "incongruencia jurídica" en la medida.

"Nuestro criterio es que el sistema de los gobiernos locales está 'empoderado' con leyes incongruentes, que les permiten ejercer su autonomía municipal, afectando al sector turístico y empresarial de una forma desmedida y desigual", afirmó Jorge Figueroa, jerarca de Cacore.

Canatur, Cacore y la CCH anunciaron que iniciarán gestiones para suprimir la ley seca de los periodos electorales y la Semana Santa.