Importe se sumaría a los $29 que ya pagan quienes abandonan el territorio nacional por la vía aérea

Por: Andrea Rodríguez V. 26 junio, 2016
 De sumarse el nuevo aporte para el Senasa al impuesto de salida del país, y al canon ya vigente para el Servicio Fitosanitario del Estado (SFE), el viajero deberá asumir un costo total de $31.
De sumarse el nuevo aporte para el Senasa al impuesto de salida del país, y al canon ya vigente para el Servicio Fitosanitario del Estado (SFE), el viajero deberá asumir un costo total de $31.

Un monto adicional de $2 es lo que el Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) pretende se cobre a cada persona que se dirija de Costa Rica hacia otro país.

Es decir, el monto a pagar por salir del territorio nacional por la vía aérea pasaría de $29 a $31. Y por la vía terrestre, de $7 a $9.

Para el Senasa se trata de un canon que le permitiría sumar a sus arcas $4,5 millones por año, aproximadamente, para el fortalecimiento de las acciones de vigilancia epidemiológica.

Sin embargo, desde el sector turístico nacional el posible cobro es visto como un factor que encarecería aun más el destino, y que traería complicaciones prácticas significativas para cada viajero.

“El monto no es un aumento en el impuesto de salida. Es un cobro adicional, por eso, las aerolíneas no pueden simplemente sumarlo y cobrarlo en sus tiquetes. Hay todo un proceso detrás”, explicó Mauricio Ventura, ministro de Turismo.

Por el momento, la obligatoriedad del cobro adicional propuesto no se define, y las autoridades presentan sus argumentos a la espera de un veredicto que les beneficie.

infografia

Cobro, ¿justificado?

La nueva tarifa fue propuesta por el Senasa y autorizada por el Ministerio de Agricultura (MAG).

La necesidad de reforzar la vigilancia en el campo, mejorar la infraestructura en los puestos fronterizos, y mejorar la capacidad operativa del Servicio, son parte de los argumentos dados por el Senasa para justificar la solicitud del importe.

“Son tarifas que la ciudadanía debe cubrir como un bien global. El problema de la vigilancia epidemológica es que no se ve, y la gente reacciona solamente ante lo tangible”, sostuvo Bernardo Jaén, director de Senasa.

La propuesta del ente gubernamental culminó con la publicación de un decreto ejecutivo (N° 39600-MAG) en el diario oficial La Gaceta.

El decreto establece que será en un plazo máximo de dos meses (60 días) cuando el cobro se vuelva efectivo para quienes abandonen el país.

Un país caro

Será durante el periodo previo a la vigencia, que el sector turístico nacional pretende lograr que se revierta la disposición.

La forma en que se pondrá en práctica el cobro genera el primer desacuerdo.

Senasa sostiene que mantiene conversaciones con el Banco Crédito Agrícola de Cartago (Bancrédito) para que la entidad asuma el cobro de la nueva tarifa. Sin embargo, la respuesta de la institución no llega.

“Tenemos casi dos años de procurar eliminar filas en el pago de un impuesto como el de salida, en aeropuertos y en los bancos. Esto implicaría una complicación adicional”, acusó Ventura.

En segundo término, el empresariado turístico alega que la suma de $2 al movimiento de salida de un viajero pondría en jaque el posicionamiento del país.

“Nuestra propuesta tiene sustento legal. Vimos cuánto cobran otros países cercanos en rubros similares y hay múltiples tarifas. Eso no puede ser un parámetro para nosotros. Pero que quede claro que no queremos afectar el turismo”, argumentó Jaén.

Por último, el objetar que se trata de un cobro por el mismo servicio que ya factura el Servicio Fitosanitario del Estado (SFE), de también $2, completa el listado de críticas.

En este punto y a modo de sugerencia, Pedro Abarca, presidente ejecutivo de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), aseguró que se le ha planteado al Ejecutivo y al mismo Senasa dividir el monto recaudado por el SFE, entre las dos instituciones.

Es decir, que a través de una reforma parcial al decreto, quede establecido el giro de un $1 para el SFE y un $1 para el Senasa.

“El Presidente nos ha dado instrucciones de buscar la mejor solución a este asunto. El departamento legal del MAG está en una revisión de cuál es la mejor manera”, afirmó Ventura.

Por todas las vías

Qué se pretende: Cobrar una nueva tarifa de $2 a toda persona que salga por nuestras fronteras.

Institución beneficiada: El monto recaudado estaría girándose a favor del Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa). La solicitud fue aprobadada por el Ministerio de Agricultura (MAG).

Estimaciones: El Senasa estima que por año, la institución podría estar recibiendo la suma de $4,5 millones. El número podría ser mayor o menor a la cantidad de salidas de viajeros que registre el país anualmente.

En 2015, y según datos del Instituto Costarricense de Turismo (ICT), el país contabilizó 2.660.257 de llegadas internacionales por todos los puertos de entrada al país.

Fuente Consultas de EF.

Etiquetado como: