Nuevos mercados se abren a productos locales

Japón, Emirátos Árabes y China levantaron restricciones para el ingreso de exportaciones nacionales

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Costa Rica obtuvo la autorización en enero para exportar  carne  de  res a Emiratos Árabes Unidos, de  acuerdo con una misiva del Ministerio  de  Medio Ambiente y Agua  de  ese país.

Este fue el más reciente levantamiento de restricciones para la colocación de un producto costarricense en el exterior, y se une a los casos del ingreso de los langostinos en el mercado chino y de la carne de cerdo a Japón.

El proceso con Emiratos Árabes fue “rápido” y ya el sector exportador nacional busca maneras para aprovechar la nueva ventana de oportunidad.

“Cuando se procesa una res se generan muchos productos, y un nuevo mercado permite tener más oportunidad para colocarlos, generar nuevos clientes y obtener mejores precios con una oferta fija”, dijo Leonardo Murillo, coordinador de investigación y divulgación de la Corporación Ganadera (Corfoga).

La apertura del mercado chino para los langostinos también se oficializó en los primeros días de este 2015.

Con la firma del protocolo sanitario por parte de las autoridades asiáticas, el sector vislumbra un nuevo destino para la colocación del producto capturado en aguas costarricenses.

Para este proceso, el protocolo estará vigente por un periodo de cinco años.

En ambos casos, el Servicio Nacional de Salud Animal, órgano adscrito al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), fungió como la autoridad competente para la obtención de los vistos buenos y actúo en respuesta a la solicitud expresa de un productor de querer ingresar a dichos mercados.

Olivet Cruz, director de la dirección de Inocuidad del Senasa, explicó que la confirmación y aprobación de los certificados sanitarios depende de factores que van desde la capacidad que tenga el país destino de programar visitas a Costa Rica para evaluar los procesos y el interés de ese país de recibir el producto, hasta la rapidez con que las plantas autorizadas corrijan las deficiencias señaladas.

“Este no es un tema en el que se puede generalizar, cada país tiene sus procesos y requisitos específicos. Además, si bien los vistos buenos se otorgan al país, se deben dar uno a uno a las plantas interesadas en conquistar ese mercado”, agregó Cruz.

Limitaciones

El sector de porcicultura también vio aumentar los países destinos de la exportación en mayo del 2014.

Japón fue el país que autorizó cuatro plantas nacionales para exportar carne de cerdo y subproductos al país asiático.

Sin embargo, a la fecha, no se ha logrado el envío de ningún contenedor a ese mercado.

Renato Alvarado, presidente de la Cámara Costarricense de Porcicultores, detalló que los productores trabajan en detallar todos los requisitos solicitados por el país destino para poder hacer sus primeros envíos.

“Ya nos dieron la oportunidad, sí, pero luego viene un proceso en donde los exportadores tenemos que empezar a adecuarnos a sus disposiciones”, comentó.

Mientras se concreta el proceso, los exportadores cimentan su crecimiento en otros mercados.

De acuerdo con datos de la Cámara, las exportaciones de carne de cerdo pasaron de 140 toneladas en 2013 a unas 500 toneladas métricas un año después.

La consolidación del sector en el mercado centroamericano hizo crecer los números.

“Tome en cuenta que hemos logrado eso con mercados naturales, obviamente si logramos alcanzar nuevos destinos el volumen de exportación irá en incremento”, afirmó.

Rusia, Kazajistán y Bielorrusia son otros países que podrían estar prontos a aceptar la entrada de carne de res y productos lácteos locales en los próximos meses.

“Hemos venido en un proceso de hace dos años, pero la confirmación y aprobación de esos certificados sanitarios ya se dieron la semana pasada”, comentó Cruz, de Senasa.

Además, el pollo y la carne de cerdo podrían vislumbrar nuevos destinos como China y Corea del Sur, respectivamente.

Por otra parte, el Servicio Fitosanitario del Estado (SFE), trabaja en la elaboración de un protocolo para la exportación de piña a China.

Este producto es uno de las exportaciones nacionales con mejor ritmo de crecimiento en los últimos años.

“China ya nos visitó el año pasado, ahora solo estamos a la espera de que analice todo el sistema de riesgo de plagas para tener luz verde”, comentó Francisco Dall’Anese Álvarez, director ejecutivo del SFE.

Sostenbilidad y financiamiento