Para Costa Rica y Guatemala se proyecta “una aceleración en su producción nacional” con crecimientos del 3,8% y 3,4%, respectivamente.

Por:  16 febrero, 2014
Panamá será el país latinoamericano que experimentará un mayor crecimiento económico, gracias a la inversión en infraestructura, como la ampliación del canal, entre otros factores, informó el Banco Mundial.
Panamá será el país latinoamericano que experimentará un mayor crecimiento económico, gracias a la inversión en infraestructura, como la ampliación del canal, entre otros factores, informó el Banco Mundial.

Guatemala. La economía de Centroamérica tendrá un crecimiento del 3,9% en 2014, el 0,01% menos que la del año pasado, según las proyecciones de la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (Sieca) divulgadas este domingo en la capital guatemalteca.

En un informe sobre "Perspectivas económicas de Centroamérica para 2014”, la Sieca prevé que “la región centroamericana tiene una proyección de crecimiento económico para 2014 del 3,9%, confirmando un patrón de desenvolvimiento económico estable hacia el 2015”.

Para el próximo año, estima la Sieca, el crecimiento de la economía de la región podría llegar al 4% como resultado de “la dinamización del comercio internacional” que impactará de forma positiva en las economías de los países centroamericanos.

Las importaciones de bienes y servicios de las economías avanzadas, principales demandantes extrarregionales de Centroamérica, progresarán a un ritmo más favorable, pasando de 1,4% en 2013 a 3,4% y 4,1% en el siguiente bienio”, explica el documento.

Las buenas noticias de las previsiones de la Sieca son para Panamá y Nicaragua, países a los que le auguran crecimientos en sus economías del 6,9% y 4%, respectivamente, ambos por encima del crecimiento promedio regional.

Para Costa Rica y Guatemala se proyecta “una aceleración en su producción nacional” con crecimientos del 3,8% y 3,4%, respectivamente, mientras que a Honduras le anuncian una “relativa estabilidad” al llegar al 2,8%.

Las malas noticias son para El Salvador, país a cuya economía le preven un “estancamiento” con un crecimiento de apenas un 1,6% para 2014 y un 1,7% para 2015.

La Sieca explica que 2014 representa un año de diversas oportunidades para Centroamérica “las cuales lograrán materializarse en tanto se administren prudentemente los riesgos internos prevalecientes (como el nivel de endeudamiento y déficit fiscal) y las vulnerabilidades exógenas que puedan surgir” como la fuga de capitales y deterioro en los términos de intercambio.

Las autoridades monetarias de los países de la región, sugiere el informe, deberán enfrentar los desafíos críticos en torno a controlar la estabilidad del nivel de precios “y vigilar el equilibrio cambiario de sus mercados y reactivar la demanda agregada”.

“Las perspectivas económicas para la región centroamericana en 2014 muestran el inicio de una etapa de transición, en la cual, paulatinamente las economías avanzadas evidenciarán una recuperación en su actividad económica, capitalizando en la dinamización del comercio internacional”, señaló la Sieca.