El 8% del Producto Interno Bruto (PIB) de la economía de Escocia lo genera la industria de servicios financieros

Por:  12 septiembre, 2014
Los ojos del mundo están sobre el referéndum que decidirá sobre la independiencia de Escocia.
Los ojos del mundo están sobre el referéndum que decidirá sobre la independiencia de Escocia.

Tres bancos británicos dijeron que cambiarían de sede a Londres si Escocia decide separarse del Reino Unido en el referendo independentista del 18 de setiembre.

Los bancos Lloyds y del Royal Bank of Scotland (RBS), ambos con sede en Edimburgo y parcialmente nacionalizados por el Gobierno de Reino Unido, y los propietarios australianos del banco Clydesdale anunciaron que moverían sus oficinas principales a la capital británica.

El banco Lloyds, donde el Gobierno británico tiene una participación del 25% y es el controlador de Bank of Scotland, dijo que sus planes de contingencia incluían crear entidades legales en Inglaterr  a  , mientras que RBS dijo que sería necesario modificar el domicilio de la sociedad del banco.

Por su parte, TSB Banking Group, propiedad en parte de Lloyds, dijo que era probable que reubicara algunas de sus operaciones en Inglaterra.

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, cuestionó el futuro de la divisa de una Escocia independiente, diciendo que necesitaría grandes reservas en libras esterlinas si adoptaba la divisa británica sin un acuerdo con el resto de Reino Unido.

El Fondo Monetario Internacional alertó, esta semana, que una victoria de los independentistas crearía incertidumbre económica y podría generar reacciones negativas en los mercados.

Etiquetado como: