El Ministerio de Vivienda y Asentamientos Humanos anunció este miércoles la inversión de más de ¢28.000 millones en nuevas obras de infraestructura en todo el país en los primeros 100 días de gestión.

Por: Andrea González Mesén 27 agosto, 2014
Del 8 de mayo al 26 de agosto del 2014 se otorgaron 2.804 bonos del Sistema Financiero Nacional para la Vivienda.
Del 8 de mayo al 26 de agosto del 2014 se otorgaron 2.804 bonos del Sistema Financiero Nacional para la Vivienda.

El Ministerio de Vivienda y Asentamientos Humanos anunció este miércoles la inversión de más de ¢28.000 millones en nuevas obras de infraestructura en todo el país en los primeros 100 días de gestión.

Del 8 de mayo al 26 de agosto del 2014 se otorgaron 2.804 bonos del Sistema Financiero Nacional para la Vivienda, de los cuales ¢345 millones corresponden solo a territorios indígenas, aunque el despacho no aclaró a cuántas familias indígenas se les entregó el beneficio.

Rosendo Pujol, ministro de Vivienda y Asentamientos Humanos, sostuvo que en el anterior gobierno se entregaron 3.000 bonos a esta población. No obstante, dijo tener informes de que no todos los beneficiarios son indígenas y por eso ya se abrió una investigación.

También dijo que la entidad está trabajando en la atención inmediata de precarios principlamente los ubicados en La Carpio, La Uruca; Triángulo de Solidaridad, Goicoechea; Guararí, Heredia; Finca Bosquini, Alajuelita; Limón 2000, Limón y Santa Marta, y Esperanza.

Aún así, adelantó que no todos los precarios serán movilizados, porque buscarán salidas de mejora social en la infraestructura actual.

Pujol aseguró que en lo que llevan de la Administración sólo han recibido una propuesta para un nuevo proyecto de vivienda social y que rechazaron otros dos por irregularidades.

Se trata de dos planes localizados en la provincia de Puntarenas: uno de ellos porque se pretendía instalar tres asentamientos en un solo desarrollo y el otro por encontrarse en zona boscosa.

"No vamos a aprobar proyectos de este tipo. Vamos a tratar de dar señales muy claras a los desarrolladores para que no presenten estos proyectos, con faltas como estudios de terreno o en zonas de inundación", comentó el Ministro.

Pujol informó que cerca de las fincas rechazadas existen terrenos que sí podrían ser aptos.

Asimismo, el jerarca descartó la paralización de alguno de los proyectos iniciados por el gobierno anterior y mencionó que sostendrá reuniones con sectores constructivos para crear lineamientos que regulen la presentación de proyectos.

"Es la señal que queremos dar, que no nos presenten proyectos de muy alta inversión en zonas naturales no aptas o con deslizamientos, porque vamos a tratar de crear filtros antes de que entren al Banco Hipotecario de la Vivienda (Banhvi)", comentó.

Por otra parte, el ministerio informó que tiene disponibles ¢3.500 millones para bonos comunales.