Alma Fernández invita a visitar colección ideada por su padre el pintor Rafa Fernández

Museo de la Miniatura muestra “grandes obras en pequeño formato”

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Este mes está en exposición el Museo de la Miniatura del Museo de Arte Costarricense (MAC). Su directora, Alma Fernández, asegura que se trata de “una colección de pequeños formatos en la que se puede apreciar la grandeza del arte costarricense”.

Fernández habló con EF sobre esta muestra, que se mantendrá abierta al público hasta el 7 de junio, en la sede del MAC; la entrada es gratuita.

¿Cómo nació esta colección?

En 1983 Rafa Fernández –mi padre– fue director del departamento de Artes Plásticas, un programa de extensión cultural del entonces Ministerio de Cultura, Juventud y Deportes (MCJD). Desde ahí concibió esta idea con el fin de crear un museo itinerante de fácil transporte, que pudiera viajar a comunidades que no tienen acceso a los museos. Reunió 39 artistas y desde su concepción estableció que las obras serían donadas por los artistas para el pueblo costarricense y que la colección debía registrarse como patrimonio nacional.

¿Cómo fue el proceso de preparación de las obras para su exposición actual?

Esta colección nunca se había expuesto completa. Cuando lo propuse al equipo técnico, el proyecto fue acogido con entusiasmo. Los departamentos de museografía, diseño y educación montaron el proyecto.

¿Por qué decidió recuperar esta muestra?

Conozco este proyecto desde su concepción. Siempre me pareció una idea brillante, única en el mundo. Con un potencial inmenso por su naturaleza. Esta exposición es un nuevo punto de partida para su itinerancia.

¿Qué puede esperar el público?

El público podrá hacer un recorrido en el tiempo. Podrá apreciar la obra de 87 artistas: 64 pintores y 23 escultores. Tendrá la posibilidad de ver diferentes técnicas y de acercarse a distintos lenguajes, desde la figuración hasta la abstracción, recorriendo los géneros del paisaje, el bodegón, la figura humana, el realismo y el surrealismo, hasta propuestas más contemporáneas. Esta muestra es una invitación a descubrir el encanto del pequeño formato.

¿Cuáles son las obras que a usted más le gustan?

No puedo escoger, cada vez que la veo descubro algo nuevo que me sorprende: Teodorico Quirós, Dinorah Bolandi, la ardillita de Juan Manuel Sánchez…

¿Qué futuro le augura?

¡Tiene que viajar, salir de Costa Rica, recorrer Centroamérica, ir a Europa! El Museo de la Miniatura nos representa con una gran dignidad. Además, estoy segura de que al salir, será emulado por otros museos de otros países y eso hará más famoso nuestro proyecto y le dará toda su dimensión.

Sostenbilidad y financiamiento