Clase ejecutiva: Guirnaldas (bajo tierra)


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Recomiendo la última novela del escritor tico Rodolfo Arias: Guirnaldas (bajo tierra) . Es a la vez la ilustración de novedosas teorías (del caos, matemáticas, de física cuántica etc.) y un vivo retrato de la sociedad costarricense actual en su banalidad y profundidad, en la corrupción y el humor, en la podredumbre y el estrago, en el horror, en la belleza y en la eternidad del instante amoroso y la creatividad.

Creo que jamás en ninguna parte del mundo un autor había logrado con tanto éxito poner sus conocimientos de ingeniería, matemática e informática al servicio de la literatura. Con un lenguaje fluido, cercano, de estallidos deslumbrantes pero sin pretensiones se van creando personajes que son parte de nosotros mismos y de personas que conocemos o conocimos alguna vez.

Sus encuentros y desencuentros, como los nuestros y los de nuestros amigos y familiares, van formando una guirnalda que es a la vez bellísima y espantosa, azarosa y determinada.

Eso que nos ha hecho exclamar tantas veces, al oír un chisme o historia o contar nosotros mismos nuestras vicisitudes "¡pero es como una novela!". Exactamente lo que los griegos antiguos llamaban la Necesidad.

Lector, le aseguro que si usted entra al mundo de Yéison, de Génesis Ifigenia, de Edgar Allan Porras, de Hillary Lara, de Bruslí, de Marlon y Brandon, de las amistuchas, no querrá salir de él, no querrá soltar el libro.

Y cuando el libro se acabe se pondrá muy triste y le entrarán ganas de conversar con Rodolfo Arias.

Me atrevo a decir que Guirnaldas (bajo tierra) es mucho mejor que los exitosos bestsellers mundiales de Carlos Ruiz Zafón o Joël Dicker. Es mejor en lenguaje, en originalidad, en humor (negro y del otro), en trama, en personajes, en profundidad, en ternura y en inteligencia.

Los ticos suelen sucumbir, y es lógico, a la publicidad sobre los bestsellers extranjeros, porque poco se anuncia a los autores ticos. Por eso yo, desde mi rincón, les ruego que lean Guirnaldas (bajo tierra) .

Sostenbilidad y financiamiento