Ejecutivos en Costa Rica siguen la Copa del Rey

Esta semana hay clásico español

  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!

Dos de los equipos de futbol más importantes del mundo se enfrentarán este martes en una semifinal que define quién se quedará este año sin la Copa del Rey. Ya el encuentro de ida se jugó en Madrid, con un empate que a Barcelona le supo a triunfo, pero que no da certeza de nada a ninguno.

Ejecutivos, gerentes y autoridades públicas locales se declaran abiertamente seguidores de toda la vida estos clubes y hacen sus pronósticos.

El encuentro se disputará este martes en Barcelona, a las 2 p. m. (hora de Costa Rica). Y si las aficiones no quedan satisfechas, solo tendrán que esperar al sábado 2 de marzo, cuando el clásico se repita, esta vez en Madrid y para sumar puntos en la Liga BBVA.

Madridistas fieles

Los seguidores de Madrid apuestan con todo por la Copa del Rey, ante las dificultades para que su equipo campeonice en La Liga.

La única que no está tan segura es Laura Prieto, española consultora en Actuariado de la Sugese, que siente temor de un resultado negativo. “Este año no está jugando muy bien y ese es el problema”, enfatizó.

Dennis Marín, gerente financiero de Total Natural, ve el triunfo como una obligación. “El Real Madrid buscará ganar a toda costa la Copa del Rey y la Champions League ; es lo que le queda para no tener un año desastroso”, afirmó.

Otros lo toman con más calma, como Javier Cascante, jerarca de la Sugef, quien debe a su padre la afición a Madrid.

“Mi papá siempre me habló del momento cuando Real Madrid vino a Costa Rica hace como 50 años (yo no había nacido) y del acontecimiento que fue. Me acuerdo de jugadores como Juanito, Santillana, Uli Stielike, Bern Schuster, Hugo Sánchez, la famosa quinta del Buitre, Zamorano, los galácticos y más recientemente, CR 7”, dijo Cascante.

Para José Gerardo Chavarría Ferraro, presidente de Desarrollos Mega, los méritos del Real Madrid van más allá de la calidad futbolística. “Ganará el Real Madrid porque no solamente es una institución sistemáticamente preparada, sino que es un equipo que trabaja con pasión”.

También Luis Javier Serrano, vicepresidente de operaciones de Boston Scientific, pronostica un 1-0 a favor del Madrid, confiando en la genialidad de Ronaldo. “Sigo al Madrid de toda mi vida, siempre me ha gustado su fútbol vertical”, aseguró.

Con alma culé

La derrota frente al AC Milán no baja el positivismo de la afición local del Barcelona.

Para el gerente general de iCon, Juan Carlos Arguedas, Barcelona ganará porque “tiene más fútbol en conjunto, más pase y toque de balón. Además, cuentan con el mejor jugador del mundo”.

Algo semejante piensa el doctor Renán Méndez, director médico de Medilab Costa Rica, para quien Barcelona “se sabe el juego de memoria. Lo prefiero por su orientación de empresa de clase mundial, por medio de un trabajo planificado, fundamentado en la formación de sus jugadores y la toma de decisiones inteligentes en todas sus líneas de negocio”.

Yolanda Fernández, gerenta de asuntos corporativos de Walmart, también destaca los jugadores en el Barcelona. “Me parece que tienen un fútbol más inteligente, y sus contrataciones son de futbolistas más aterrizados” .

La Copa del Rey es un campeonato aparte y valioso, ambos equipos quieren ganar y contarán con sus seguidores desde el otro lado del Atlántico.

Goles en equipo

Considere las siguientes recomendaciones si está planeando invitar a sus subalternos a ver el encuentro:

a) El contexto de la relación que mantenga con su equipo, si es de proximidad habitual no está mal hacerlo, pero si normalmente es distante o formal parecería un acto forzado.

b) Las prácticas normales de la empresa, si esto es permitido y sabido por todos no está mal, pero si no hay una autorización no es recomendable que el jefe quebrante las normas.

c) Su propia pasión por el fútbol, si realmente le interesa y habla del tema es más normal que haga esto, pero si directamente no le interesan, la lectura que pueda hacer su equipo de este espacio para compartir puede ser negativa.

Fuente Roberto Rabouin, ADEN.

INCLUYA SU COMENTARIO