OCHO MESES DESPUÉS DEL HURACÁN SANDY

Estatua de la Libertad reabrió durante celebraciones del Día de la Independencia

Miles de visitantes aprovecharon la reapertura del monumento, una de las atracciones turísticas más populares del mundo


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Ellis Island, más gravemente afectada que su vecina Liberty Island, permanece cerrada y sin fecha de reapertura.

AFP

Justo a tiempo para el feriado nacional del 4 de julio en Estados Unidos, la Estatua de la Libertad reabrió el jueves en Nueva York, ocho meses después de que el huracán Sandy causara daños millonarios donde se erige el monumento.

Miles de entusiasmados visitantes acudieron a Liberty Island, una pequeña isla al sur de Manhattan donde se alza la enorme estatua de 93 metros y 200 toneladas, una de las atracciones turísticas más populares del mundo.

El huracán Sandy, que azotó la costa este de Estados Unidos el pasado 29 de octubre, inundó el 75% de la pequeña isla. Los dos muelles quedaron destruidos, y se cortó la conexión a la red de energía eléctrica, de teléfono y de calefacción. Además, se rompieron las barreras de seguridad y los senderos pavimentados (ver fotografía).

Unos 53.000 adoquines debieron ser repuestos y uno de los muelles tuvo que ser completamente reconstruido. Sin embargo, algunas partes de la isla seguían estando inaccesibles este jueves. Los edificio anexos, muy dañados, tendrán que ser destruidos, dijo John Warren, portavoz del Servicio de Parques Nacionales, que administra el monumento.

"La infrastructura sigue siendo un reto", añadió. "No sólo tenemos que restaurar la energía eléctrica, el alcantarillado y todo eso, sino que tenemos que hacerlo evitando que sea devastado por la próxima tormenta. Estamos reconstruyendo de manera inteligente".

El daño causado por Sandy fue estimado en 59 millones de dólares para Liberty Island y la cercana isla de Ellis, puerta de entrada a Estados Unidos para millones de inmigrantes en el siglo XX. Pero los costos ya se han revisado al alza, y alcanzan ahora los 77 millones, dijo Warren.

La Estatua de la Libertad es uno de los principales atractivos turísticos de Nueva York. Recibió 3,7 millones de visitantes en 2011 y generó ese año una actividad económica por 174 millones de dólares.

Desde 1984 el emblemático monumento está en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Diseñada por el escultor francés Auguste Bartholdi, con ayuda de Gustave Eiffel para la estructura metálica interior, la estatua fue un regalo de Francia a Estados Unidos como un signo de amistad, para celebrar el centenario de la Independencia el 4 de julio de 1776. 

Sostenbilidad y financiamiento