¿Por qué nos gusta el canto flamenco?

Diego El Cigala es embajador de un estilo musical que alegra y duele a la vez

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El flamenco se acompaña con gestualidad, baile y vestuario tradicionalmente pegados a la historia española, pero este aspecto geográfico y cultural le queda pequeño a un estilo que ha sabido pasarle por encima a las fronteras y ha encontrado adeptos de los orígenes más variados.

Uno de sus principales embajadores en la actualidad ganó un concurso de cante flamenco a los 12 años y se adueñó de un espacio propio en el arte de interpretar con los quejíos y ayes que conmueven. Diego El Cigala es reconocido en todo el mundo como intérprete de estas tonadas pasionales y ha cantao en los principales escenarios del planeta.

¿A qué se debe el éxito del flamenco y en especial el de este artista andaluz con sobrenombre de marisco? Para los varios músicos, su voz gitana, su interpretación intensa y sus colaboraciones con representantes de otros géneros musicales, son los pilares de su romance con el público.

Cante particular

Desde su nombre de cante y no canto, la interpretación del flamenco juega con reglas propias.

“Aunque se ha extendido por todo el mundo, su origen y desarrollo en la región de Andalucía le dan el carácter y la historia completa de un pueblo específico, y si bien guitarra y baile se han popularizado muchísimo, de la trilogía del flamenco, el cante es el más difícil de aprender a interpretar”, explica José Mejías, cantaor del grupo costarricense de flamenco Al Andalus.

El cante tiene estilos o palos definidos por época, región y hasta por cantaor, entonces, la riqueza del flamenco tiene que ver con la variedad.

Al cantar no se imposta la voz –como sí se hace, por ejemplo, en canto lírico– y sí se recurre a una serie de cambios de volumen, transiciones y adornos vocales particulares, exclusivos del flamenco.

“Hay dos tipos de cantaores, el de cante pa’trás (cante atrás), que es para baile y el de cante pa’lante (cante delante), que es exclusivamente para cante. Es en este tipo de cantaores donde realmente se pone atención a la interpretación”, asegura Mejía.

Un buen intérprete de cante pa’lante utiliza el fraseo correcto para cada palo, sigue el ritmo que corresponde, aplica los estilos, tiene las virtudes esperadas para cada estilo y las acompaña con la capacidad física necesaria para los cantes libres, como dar un fraseo entero en una sola respiración, durante una siguiriya .

La historiadora, intérprete y profesora de música María Clara Vargas Cullel asegura que los factores formales están supeditados a otro indicador.

“Hay aspectos fundamentales como afinación y ritmo, pero por supuesto, en el caso del flamenco, sus cualidades de improvisación y de transmitir emociones, son fundamentales”, subraya.

En el caso de El Cigala, esta capacidad de emocionar ha sido clave. Los críticos hablan de su voz gitana como una que duele, se desgarra y rompe a quien oye, llevándolo de la fiesta flamenca al dolor de la muerte, pasando por el amor y la pasión.

Fusión de amor y desamor

Parte de la popularidad global de El Cigale se le atribuye a las fusiones y colaboraciones que ha realizado con cantantes y músicos de otros géneros.

De hecho, su premio más reciente es un Grammy latino a mejor álbum de tango, con Romance de la luna tucumana . En esta producción, trabajó con músicos e intérpretes de tango, como la argentina Adriana Varela.

Su disco más reconocido es Lágrimas negras , fruto de una colaboración con el fallecido músico cubano Bebo Valdés.

Estas fusiones no agradan a todos: siempre hay puristas del flamenco que prefieren la tonada original, el estilo se mantiene en la tradición.

¿La ventaja? El estilo de El Cigala le permite atraer a los amantes de la música flamenca y también a quienes disfrutan de cómo el español usa su voz gitana para adueñarse de otros ritmos y crear música nueva.

Cigala y piano

El cantaor español se presentará en el teatro Melico Salazar el miércoles 23 de setiembre.

Las entradas están a la venta en la tiquetera Publitickets (sitio web: www.publitickets.com y call center 2289-0909)

Los precios van de los ¢18.000 en galería (cuarto piso) a ¢58.000 en luneta central. Para quienes paguen con BN Tarjetas, habrá un 20% de descuento.

El telonero será José Cañas con Manuel Obregón al piano.

Fuente Premiere Entertainment.

Sostenbilidad y financiamiento