Gigantesca maleta de Louis Vuitton en plena Plaza Roja provoca indignación en Moscú

La molestia es porque tapa las famosas cúpulas de colores de la catedral de San Basilio


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Una maleta gigantesca con los colores de la marca francesa de lujo Louis Vuitton, instalada en la Plaza Roja de Moscú, al lado del mausoleo de Lenin, suscitó este martes 26 de noviembre una fuerte indignación en la capital rusa.

La maleta café y amarilla es en realidad una sala de exposición de nueve metros de alto y 30 de largo, y fue colocada en pleno centro de la hermosa, considerada patrimonio mundial por la Unesco.

Sus dimensiones tapan la vista de las famosas cúpulas de colores de la catedral de San Basilio.

El pabellón acogerá, a partir del 2 de diciembre y hasta el 19 de enero, una exposición de maletas de Louis Vuitton que a lo largo de la historia pertenecieron a diversas celebridades.

En su sitio web, la marca de lujo precisa que el dinero de las entradas irá en su integralidad a la fundación caritativa de la modelo rusa Natalia Vodianova, Naked Hearts, que ayuda a niños discapacitados.

Enojo

La presencia de este gigantesco pabellón a dos pasos del Kremlin ha suscitado numerosas reacciones airadas entre diputados y la sociedad civil.

"La Plaza Roja tiene un estatus especial. Es un lugar sagrado del Estado ruso", declaró a la agencia Ria Novosti el diputado comunista Serguei Obujov.

"Hay ciertos símbolos que no se pueden banalizar ni denigrar, porque el futuro del Estado depende de ellos. Pensaba que el poder actual lo había comprendido por fin, por eso puso fin a las discusiones sobre la inhumación" de Lenin, añadió el diputado comunista.

Otro diputado, del gobernante Rusia Unida, Alexander Sidiakin, criticó la operación y pidió al servicio federal antimonopolio que verifique si se ha respetado la legislación sobre la publicidad.

"Las dimensiones gigantescas de la construcción no son justificables (...). Estropea la vista sobre monumentos del patrimonio cultural" ruso, destacó.

La dirección de los servicios administrativos del Kremlin "no tiene nada que ver con la instalación del pabellón Louis Vuitton en la Plaza Roja", aseguró su portavoz, Viktor Jrekov, a la agencia rusa Interfax.

Sostenbilidad y financiamiento