Jade custodiado en 480 días

Nuevo museo del Jade con inversión de $20 millones

  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!

480 días separan a la capital costarricense del nuevo Museo del Jade y Arte Precolombino que albergará una colección estimada en 7.000 piezas de jade, piedra y cerámica.

El proyecto es gestado por el Instituto Nacional de Seguros (INS) y responde a la necesidad de exponer el 70% de las piezas que permanecen en bodegas y cajas por no contar con espacio en el actual museo, ubicado en el primer piso del INS.

Se trata de piezas con una valor incalculable, pues cuando se habla de objetos patrimoniales no se puede designar un valor monetario a una colección arqueológica.

“El patrimonio cultural es invaluable, ya que no fue creado con una intención económica, es producto de una construcción social, histórica y humana”, explica Laura Rodríguez, encargada del Museo del Jade.

La inversión total en el nuevo museo se estima en $20 millones si se toma en cuenta el terreno, el edificio y la museografía, detalló Guillermo Constenla, presidente ejecutivo del INS.

El nuevo museo se ubicará en la esquina oeste de la Plaza de la Democracia y su construcción estaba planificada para iniciar la segunda semana de enero.

El museo contará con auditorio, sala de exhibición permanente, sala de exhibición temporal, cafetería, lobby y áreas administrativas, especificó Rodríguez.

Los objetos por exhibir provienen de las tres principales regiones arqueológicas del país: Región arqueológica Gran Nicoya, Región arqueológica Central y Región arqueológica Gran Chiriquí, según estudios de arqueólogos en los últimos 32 años.

El proyecto abrirá un espacio para la exposición de otras piezas que no pertenecen necesariamente al INS y para mostrar algunas que nunca han estado a disposición del público.

Es la primera vez que el INS se lanza a una aventura de esta magnitud, explica Constenla, pues la institución se encargó de comprar el terreno, es el dueño de la colección y administrará el proyecto.

De jade por dentro y por fuera

El diseño del proyecto es el resultado de un concurso que recibió 48 propuestas.

Buscaban un desarrollo conceptual desde el punto de vista arquitectónico, detalló Constenla.

La propuesta ganadora fue la del arquitecto Diego van der Laat, pues se ajustaba más al concepto que buscaba el INS explicó Constenla.

“El concepto es una piedra en bruto de Jade extendida en dos partes, lo que permite la entrada de luz en la zona central del edificio. Fue una propuesta original, que permitirá que se convierta en un edificio ícono de la capital”, dijo.

Desde hace varios meses han trabajado en un guión museográfico y ya cuentan con una propuesta de 16 temas y se han seleccionado 4.000 objetos. Un grupo de ellos estará en la sala de exhibición permanente y el resto en un centro de acopio visible.

El nuevo museo custodiará piezas de cerámica, piedra, jade, jadeíta (aspecto mate ceroso) y nefrita ( brillo es aceitoso y se astilla al fracturarse), estos dos últimos son minerales que por lo general se traían de Guatemala y eran trabajados y tallados en Costa Rica. También se reportan piezas de hueso, concha y madera.

El desarrollo del proyecto se adjudicó a la empresa Edica LTDA, la cual no se encargará únicamente de la construcción, sino del desarrollo museológico a través de la contratación de una empresa mexicana especialista en el tema.

Independientemente del número de visitantes, –que actualmente ronda los 18.000 por año– el museo contará con el respaldo económico del INS.

El actual Museo del Jade comprende un área de 577 metros cuadrados dentro del INS, así como un espacio adicional en el piso 11 donde se ubicarán las bodegas y el área administrativa.

Con la construcción del nuevo edificio, se definió el traslado total a esta nueva edificación donde se acondicionaran espacios más amplios y aptos para que el museo pueda funcionar con una entidad cultural, ampliando a su vez los servicios propios que ofrecen los museos, afirmó su encargada.


INCLUYA SU COMENTARIO