Jimmy Hernández, gerente de Banco Cathay, se relaja cuidando decenas de animales


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

“Tengo 10 perros, además de nueve cachorros recién nacidos de American Stafford Shire Terrier que tienen 22 días y una perra Bloodhaund de tres meses de edad que son para la venta. También tengo gallinero, vacas, caballos y aves exóticas, entre otros”, relata Jimmy Hernández, gerente general del Banco Cathay.

En su casa, en La Garita de Alajuela, Jimmy se desentiende de las finanzas, los estados de cuenta y las proyecciones, para dedicarse a animales que casi son parte de su familia. “El hecho de cuidarlas, atenderlas, alimentarlas es lo que más me gusta, sobre todo porque me desconectan del día a día”, asegura.

En su familia todos comparten el gusto por los animales, lo que facilita la aplicación de ciertas medidas y ajustes necesarias cuando el número de inquilinos animales aumenta tanto.

“Mi esposa y mis tres hijos son apasionados por las mascotas al igual que yo, es un gusto que compartimos en familia. Tengo personal en casa que me ayuda, además cuento con el apoyo de mis hijos y mi esposa para el cuidado cotidiano de las mascotas. Sí he tenido que crear infraestructura especial y sacar buen presupuesto para la alimentación y veterinarios con el fin de que estén cómodos y sanos y en espacios adecuados”, cuenta.

Crianza y apego

En los casos en que sus animales son para cría y venta, la familia se toma el tiempo recomendado por veterinarios para que las crías estén con sus padres y aprendan a socializar. Claro, eso les representa un reto adicional: el apego que se genera entre todo amante de los animales y un animalito bebé. Para Hernández, el secreto está en llevar todo el proceso con responsabilidad, “cuesta a veces desprenderse pero buscamos que tengan buenos hogares”, dice.

Al final, tanto el gerente como su familia señalan que los beneficios de tener mascotas son muchos, pero para Jimmy el objetivo principal está en su calidad de vida.

“Atender a las mascotas me saca del estrés cotidiano de mi trabajo y es algo que verdaderamente disfruto. Y por supuesto que los recomiendo, sobre todo el hecho de compartir con la familia valores humanos en el cuido de animales y el disfrute de los mismos”, comparte Hernández.

Sostenbilidad y financiamiento