La experiencia de Natalia Jenkins, medallista en nado sincronizado


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Natalia y Mariela, las hijas de la periodista y directora del diario La Nación, Yanancy Noguera, entraron al deporte competitivo como muchas otras deportistas: por casualidad.

“Algo que ambos procuramos es que el deporte fuera parte de sus vidas, por salud”, comentó Noguera. Desde pequeñas, las educaron con el fin de que el ejercicio se les convirtiera en hábito, y lo lograron. “Natalia estaba en gimnasia, como deporte recreativo, en sus tiempos libres de colegio. Ahí se enteró de la prueba nado sincronizado y la hizo”, explicó la periodista.

Ahora ambas hijas del matrimonio Jenkins Noguera entrenan en este deporte artístico, y han competido en campeonatos nacionales e internacionales. Natalia es seleccionada nacional y forma parte del equipo ganador de tres medallas de oro en estos Juegos Centroamericanos.

Para Yanancy, el éxito de sus hijas se debe al compromiso individual de ellas con su desempeño y con el equipo, por esto, recomienda a los padres respetar las decisiones de sus hijos.

“Tiene que haber compromiso del niño, niña o joven: debe gustarle, apasionarle, estar comprometido. Si no, es una tortura. Uno como papá lo que hace es apoyar a su hijo”, aseguró.

Pero aquí se presenta la otra realidad: el compromiso paralelo de los papás, con madrugadas, jornadas intensas de trabajo e, incluso, participación directa en la búsqueda de fondos.

“En El Salvador o Guatemala, el Estado paga al entrenador de sus selecciones, pero en Costa Rica lo pagamos los papás. El apoyo es poco y eso también hay que tomarlo en cuenta”, dijo.

Sin embargo, la experiencia general es muy positiva. “Si tiene pasión y le gusta y uno quiere acompañar el proceso hay que hacerlo: hay rédito. El deporte les enseñó a mis hijas algo que nosotros no podíamos, que es enfrentar el temor solas. Si no se controlan se desenfocan y no hacen bien la rutina. Es un aprendizaje que las va a acompañar el resto de su vida: para mí ha sido una inversión.

Sostenbilidad y financiamiento