ENTREVISTA

Sergio Ramírez: "Encontré una Feria del Libro muy madura"

El escritor nicaragüense visitó el país para presentar su libro "Flores oscuras" en la Feria Internacional del Libro Costa Rica 2013. 


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

"Llevaba muchos años de no tener experiencia en la Feria del Libro de Costa Rica y me he llevado una agradable sorpresa de encontrarme con una feria muy madura, muy bien organizada, en un ambiente muy lindo como es la Aduana y la Casa del Cuño", aseguró el escritor Sergio Ramírez, quien presentó esta semana su libro Flores oscuras en el país.

Este domingo, podrá leer en EF una entrevista con Ramírez sobre los mejores y peores libros para comenzar a leer.

Para el escritor de La Fugitiva, en 2013 se está desarrollando "una feria muy profesional y con muchos visitantes, sobre todo, que eso es lo más importante de una feria del libro, que sirva como imán para atraer a la gente hacia los libros. Me parece una muy buena experiencia". La Feria continuará el sábado 31 de agosto y el domingo 1 de setiembre, de 9 a.m. a 8 p.m., en la Antigua Aduana, San José.

Este público, que a su juicio ha respondido bien a la iniciativa, lee lo que le interesa y para Ramírez, todos los escritores deben tener claro que "hay niveles de lectura y hay que distinguir lo que para mí es la lectura literaria: yo como escritor no me puedo poner a competir con lo que no es lectura literaria.Seguramente un libro de Sopa de pollo para el alma se vende más que un libro mío, pero ese no es mi campo, eso no es literatura, es otra cosa. Y los libros de autoayuda ahí van a estar. Recuerdo que un tiempo estuvieron de moda los libros sobre ángeles, que se vendían un montón, la literatura del milenio... pero los libros de autoayuda uno entra a una librería y siempre están ahí. En lo que yo creo es en crear un gusto por la lectura literaria".

Viaje al pasado

Flores oscuras contiene 12 cuentos marcados por el paso del tiempo, en la vida del autor y de los personajes. "Creo que, como dice el Eclesiastés, cada libro bajo el cielo tiene su tiempo. Le agrego yo al Eclesiastés, pero creo que cada libro es fruto de la reflexión del momento, y de la edad en que uno lo escribe. Estos cuentos están escritos en un momento de mi vida en que hago una reflexión, quizás por primera vez, sobre el pasado. Cómo a estas alturas el pasado comienza a cobrar vida y tiene su propia dinámica. El futuro se va acortando, entonces el pasado se va haciendo un túnel más largo. Eso obviamente influye la escritura y aparece como un signo", explica Ramírez.

Muchos de estos relatos muestran un estilo de descripción periodística que el autor utiliza como herramienta narrativa. "Quizá en mí sobrevive la nostalgia del cronista que nunca fui, porque nunca ejercí de periodista como me hubiera gustado alguna vez, ser reportero de los turnos de media noche, las estaciones de policía, las morgues, los hospitales, que es donde se aprende mucho de la vida. Entonces en los cuentos lo que hago es fingir  que soy cronista, porque me sirve para tomar distancia con lo que estoy narrando, no comprometerme, no contaminar el relato y creo que la mejor herramienta es el relato periodístico, donde uno está obligado -por lo menos eso dicen los manuales- a no tomar partido, a dejar que los hechos hablen por sí solos", comenta. 

Dentro de los cuentos, Ramírez incluye la historia de Natividad Canda, nicaragüense fallecido tras el ataque de dos perros rottweiler, dentro de la propiedad que cuidaban los animales. "Escribir este cuento ha sido mi prueba mayor porque quería sacarle la veta humana al cuento, no la parte política o judicial, eso no me interesaba. Lo judicial es una herramienta para mí, usar el lenguaje de los dictámenes periciales, dar la mayor exactitud en el relato. Todo eso es información. Pero yo quería llegar hasta ese personaje que un día tiene que migrar por la pobreza a un país vecino, cuantas veces llega vuelve a entrar, ya es una especie de deporte suyo como dicen los hermanos. Y llegar con la cámara fotográfica, con la cámara de video y registrar las condiciones en que vive la familia, qué cosa es la familia, donde vive, el pueblo, el barrio. Es un reto. Una composición complicada para mí. Yo escribí este relato con... con pincelada corta, con cuidado".

Ramírez regresó hoy a Managua, después de participar en actividades dentro y fuera del área metropolitana.

Sostenbilidad y financiamiento