Subastan ‘la Mona Lisa del mercado inmobiliario’

Lujosa villa de Gianni Versace, Casa Casuarina, se rematará en setiembre


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La lujosa villa que el diseñador italiano Gianni Versace decoró a su antojo en Miami Beach fue puesta a remate.

En la puja, que parte en $25 millones, participarán compradores de Rusia y América Latina, entre otras regiones del mundo, dijo Adam D. Marshall, abogado de los propietarios de la llamada Casa Casuarina.

"Esta es la Mona Lisa del mercado inmobiliario", dijo Jill Eber, una prominente corredora de bienes de raíces de lujo en sur de Florida, de la firma Coldwell Banker, que el martes ofreció a la prensa una visita por todos los rincones de la villa.

"No hay nada más icónico en Miami Beach que Casa Casuarina", repitió Eber tras insistir que si bien los últimos propietarios hicieron cambios para desarrollar el hotel que funcionó allí hasta ahora, "el espíritu de Versace se ve y se siente en todas partes".

Casa Casuarina cuenta con 6.100 metros cuadrados en los que se reparten 10 habitaciones, 11 baños, pisos de madera, esculturas de medusas y frescos mitológicos, dos terrazas en la azotea con una vista privilegiada a la playa y en lo más alto, un observatorio con todo lo necesario para echarse a ver las estrellas: cojines grandes, sillones playeros y un bar al alcance de la mano.

Entre sus atracciones figuran una piscina de casi 17 metros de largo decorada con mosaicos, un borde bañado en oro de 24K y una línea de palmeras tropicales que, además de dar sombra, blinda las zonas abiertas de la vivienda de los lentes de eventuales paparazzi.

Cada uno de los espacios está decorado con los muebles que dispuso en su momento Versace, incluso una cama de tamaño "super, super, super king" en la habitación The Villa Suite, que en su día ocupó el diseñador de moda italiano y que cuenta con un enorme baño, un "walking closet" hecho en carpintería fina e incluso una terraza pequeña con vista al mar.

Esta mansión mediterránea fue construida en 1930 por el arquitecto y filántropo Alden Freeman que "quiso hacer con ella un homenaje a la casa más antigua en el hemisferio occidental, la de Alcázar de Colón en Santo Domingo", Repúbica Dominicana, erigida en 1510 por Diego Colón, hijo de Cristóbal Colón.

En 1992, Versace, en plena cresta de la ola de la moda mundial, compró la propiedad en $2,9 millones y también adquirió un hotel vacío que estaba justo al lado, llamado Revere Hotel, e invirtió $33 millones para expandirla y darle su toque kitsh a cada espacio.

La familia Versace se deshizo de esta propiedad tras la trágica muerte del diseñador de modas, a quien disparó el asesino en serie Andrew Cunanan en las puertas de esta casa en julio de 19973

En el 2000 fue comprada por Peter Loftin por $19 millones.

Por ahora, todos los aspirantes a propietarios de esta mansión, recargada de mármoles y mosaicos y ubicada en primera línea de playa en la turística calle Ocean Drive de Miami Beach, Florida (sureste de EEUU), "quieren que sus identidades se mantengan bajo confidencialidad", indicó Marshall.

El 12 de septiembre es la fecha límite para que los inversionistas interesados en quedarse con esta "joya arquitectónica", como la denomina Eber, hagan un depósito de $3 millones y muestren que cuentan con fondos por $40 millones para tener el derecho a pujar por la vivienda.

El 17 de septiembre, cuando se realice la subasta en el interior de la propia casa, saldrá a la luz el nombre del nuevo dueño.

Sostenbilidad y financiamiento