Aproveche las horas en el aeropuerto

¿Cuáles son las opciones si su vuelo se atrasa?

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El atraso de un avión o la cancelación de un vuelo pueden alterar por completo planes de trabajo y hasta obstruir el alcance de metas específicas, aunque la experiencia señala que esos inconvenientes no son por completo incontrolables. Todos los viajes deberían incluir un plan B para enfrentar los tiempos muertos en el aeropuerto: infórmese sobre las condiciones que ofrece el sitio de su conexión y vaya preparado para sacarles máximo provecho.

EF obtuvo información de dos de los aeropuertos con hubs regionales, constantemente utilizados como escalas en vuelos desde Costa Rica: el aeropuerto internacional de Tocumen (Panamá) y el aeropuerto internacional Jorge Chávez (Perú).

También se contactó por correo electrónico y por teléfono a las empresas administradoras de los principales aeropuertos de El Salvador, Colombia y México, pero al cierre de esta edición, a pesar de acusar recibo de las consultas, no enviaron sus respuestas.

Recursos

El coach Iván Esquivel, gerente regional de Tisoc Coaching para Centroamérica y el Caribe, recomienda que, además del plan de contingencia, se aplique una evaluación de la circunstancias, para definir si se cumple la programación o se dedica el tiempo a tareas no laborales.

Tomada esa decisión, tener acceso a un salón VIP puede resolver las necesidades básicas ¿Cómo se obtiene este beneficio? Cada aeródromo establece condiciones específicas, pero siempre habrá opciones diferenciadas para pasajeros con tiquetes de clase ejecutiva, business class o primera clase internacional.

Según Rocío Espinoza, coordinadora de comunicaciones del aeropuerto internacional Jorge Chávez, ellos cuentan con cuatro salones especiales, uno para pasajeros regulares, otro para diplomáticos y dos más para vuelos internacionales, cada uno con condiciones de uso específicas.

En Panamá, Iris de Arco, jefa de relaciones públicas, informó que Tocumen cuenta con tres salas, dos relacionadas con aerolíneas específicas y otra para programas de fidelidad.

En el Jorge Chávez existe la opción de alquilar teléfonos celulares con diferentes proveedores, y se puede tener acceso a Internet fuera de las áreas VIP, pero en estos casos se debe pagar por el servicio, mediante la adquisición de una tarjeta. Tocumen cuenta con salas de conferencias, para reuniones con hasta ocho personas, además de estaciones de trabajo con los elementos básicos de oficina: computadora con Internet, centro de copiado, teléfono y fax.

Aunque en las páginas web de cada aeropuerto hay información sobre los servicios básicos, siempre busque formularios de consulta y averigüe más detalles. El aeropuerto Juan Santamaría y el de Tocumen son excepciones regionales al ofrecer Internet gratis, por ejemplo.

Experiencias variadas

En otros lugares, como el aeropuerto de Praga, usted podría quedarse sin encontrar dónde conectar su computadora portátil. Ese fue el caso de Marcela Amador, gerente de marca Olay & Max Factor. “Me fui a buscar un libro en uno de los kioscos y me senté en uno de los restaurantes a leer; no había mucho más que pudiera hacer”, recuerda.

Aitor Llodio, director ejecutivo de Aliarse, baja la tensión de estos episodios buscando actividades lúdicas, excepto si la espera es en casa. “Si hay que esperar hasta el próximo día, me voy al hotel, y en caso de ser en Costa Rica me voy a la casa, aunque me ofrecieran el hotel, como me ocurrió una vez”.

Erick Montero, director regional Scotia Leasing, de Scotiabank, desarrolló un sistema de respuesta. “Lo primero es analizar la situación y llegar a conclusiones inmediatas, entre las cuales está esperar por el vuelo siguiente, tomar una ruta alterna que aunque sea un vuelo más pesado te lleva al destino de inmediato o buscar un cambio de clase en caso de vuelos sobrevendidos. Con esto resuelto lo que queda es definir las acciones a seguir con la aerolínea para coordinar hospedaje, cambios de vuelos o tarifas adicionales. Suena sencillo pero a veces no lo es, depende mucho del momento y los compromisos que esperan”, relata.

Problema común

La queja generalizada sobre atrasos y planes cambiados ha generado iniciativas como Refund.me, un proveedor internacional de servicios que ayuda a los pasajeros a recibir compensación económica por retrasos, cancelaciones o pérdidas de enlaces.

Este portal publicó el top 10 de los aeropuertos del mundo con más atrasos reportados. El primer lugar lo ocupó en mayo el de Fráncfort, Alemania. Para los latinoamericanos, el de Cancún, en México, ocupó el puesto 19; seguido por el aeropuerto de Punta Cana, en República Dominicana, en el puesto 33; el aeropuerto brasileño Pinto Martins, en el puesto 58; y el aeropuerto cubano José Martí, en el puesto 59.

También la Agencia Europea para la Seguridad Aérea (Eurocontrol) entregó su lista, que corresponde a setiembre. En los aeródromos europeos el elemento de comparación fue la cantidad de minutos acumulados de atraso, con el Eleftherios Venizelos de Atenas, Grecia, en primer lugar.

Los atrasos y cancelaciones suelen ser responsabilidad de las aerolíneas, como sucedió hace unas semanas en Tocumen, debido a desajustes en los sistemas informáticos de Copa Airlines. Otras posibles causas son las condiciones del tiempo y factores externos similares.

Los minutos acumulados corresponden a la gestión de cada aeropuerto. Ambos indicadores pueden ser útiles para preveer complicaciones en sus viajes, considérelos y ármese con una estrategia y actitud positiva.

Otras tareas

Cuando tenemos tiempo libre imprevisto, como por ejemplo en el aeropuerto, como ejecutivos queremos aprovecharlo al máximo siendo efectivos en todo momento. Pero el mejor uso de ese espacio no es obligatoriamente laboral.

Como coach pregunto, ¿qué es lo más importante para usted en ese momento, como para dedicar ese tiempo adicional? ¿Cómo lo puede aprovechar? Tal vez lo más importante sea aprovechar para hacer una llamada a un familiar o amigo, dedicar tiempo para usted, leer un libro, navegar por Internet para informarse –no necesariamente para trabajar– o meditar.

Como dice Covey, hay cosas importantes pero no urgentes, otras urgentes pero no importantes, pero algunas no entran en ninguna categoría.

Fuente Coach Iván Esquivel, Tisoc.

Sostenbilidad y financiamiento