Clase Ejecutiva: Arte, antiarte y no arte (Segunda parte)


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

(Segunda parte)

Según los lineamientos descritos por Kaprow en su libro La educación del des-artista , se podría haber llegado a un agotamiento de lo que a un nivel general se conoce (o se conocía en 1971) como arte. Habiendo descrito tres momentos para el arte del siglo XX , arte-arte , antiarte y no arte , seguidamente Kaprow propone una disolución del arte en los meandros mismos de la existencia. Considerando que era aún un hombre joven para 1971 –contaba con 43 o 44 años pues había nacido en 1927– es difícil imaginar que su desilusión se debiese a los desengaños que muchas veces traen los años.

En este visionario ensayo, Kaprow propone que se retome la idea del juego, del juego sin una finalidad objetiva distinta de la diversión. Del juego como actividad educativa. Su posición es revolucionaria y clara: los artistas solo podrán salvarse cuando renuncien a ser artistas en el sentido profesional (carreristas, con aspiraciones a museos, galerías, premios) y se dediquen a la enseñanza ¿Pero a que tipo de enseñanza? A la única que el concibe como redentora: la del desaprendizaje.

Allan Kaprow ha percibido ya el derrotero que lleva la sociedad a la que pertenece, y se muestra escéptico y francamente en desacuerdo. El mercantilismo que inunda toda la sociedad ha atrapado en sus redes a los artistas y al arte.

La opción que ve es en el fondo la de la rebeldía. La de renuncia a un estatus, una etiqueta y una manera de ser artista y hacer arte , que el considera corrupta. Seguir pintando, haciendo objetos –llámense fotografías, esculturas– ya no es de ninguna manera importante en la medida en que estas actividades se han desconectado del diario devenir de las personas.

Más de 40 años después, los artistas siguen haciendo objetos (pinturas, fotografías, dibujos, arte digital, videos) y el arte ha levantado muros más altos e inaccesibles que los que ya percibía Kaprow en los 70. Finalmente el arte no se disolvió en la existencia: se disolvió en el mercado y su tiránico dictado.

Sostenbilidad y financiamiento