Borrón y lista ...¡nueva!

Contágiese de las herramientas ideales para recibir el 2013


  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!

Cuando se acerca la agonía de un año la lista de pendientes aumenta y también crecen los deseos de empezar una nueva historia con “el pie derecho” ¿Reservó el tiempo suficiente para que el nuevo capítulo de 365 páginas inicie con la mejor actitud?

Antes de que lo inunden los compromisos, las cenas, las invitaciones de trabajo y las citas familiares, dedique un rato a ordenar sus metas de nuevo año y todas aquellas que se quedaron a medio completar en el periodo que acaba.

Recuerde que durante esta época la clave es la moderación. El consejo aplica especialmente para las comidas.

La actividad física no puede perderse entre el papel de regalo. “Incluso se recomienda aumentar el ejercicio para compensar un poco el exceso de calorías que se ingieren”, asegura Gloriana Arce y Ana Cristina Gutiérrez, nutricionistas del Centro de Nutrición Larisa Páez.

Con tantas actividades es frecuente darse libre con lo que se come y dejar de hacer ejercicio por el ajetreo de las compras y de las actividades sociales.

Recuerde que la velocidad de ganancia de peso es más que la de pérdida. Si usted recupera peso en este mes, le tomará más tiempo volver a perderlo.

Tiempo para crecer

Las celebraciones de fin y principio de año no tienen que ser un sinónimo de exceso. La moderación y evitar crear expectativas falsas le ayudarán a disfrutar más las celebraciones.

Un error común en estas fechas es que las personas piensen que no se pueden sentir bien porque no tienen una pareja, o porque crean imágenes mentales alejadas de su propia realidad.

Crear expectativas favorece la aparición de conductas poco saludables, entre ellas realizar compras impulsivas, ingesta ilimitada de comida o de alcohol y buscar compañía aunque no sea lo que realmente la persona desea para su vida o simplemente para no sentirse solos, explica Sharlim Salazar, sicóloga clínica y de la salud.

Muchas personas aprovechan la época para reflexionar, sin embargo, se centran solo en un punto negativo, o tienen una visión de túnel con respecto a su proyecto de vida.

Es frecuente que se opte por excesos en compras para enfrentar diferentes estados emocionales, situación que a largo plazo intensifica los problemas de fondo.

La profesional en sicología recomienda revisar cada una de las áreas de la vida para establecer un balance vital.

Es útil hacer un cuadro o círculo donde coloque el área laboral, académica, personal, sentimental, familiar, etc., para evaluar los aspectos positivos y también las oportunidades de mejora de una manera realista, sugiere Salazar.

Procure centrarse en dar un sentido a la época y no únicamente dedicar tiempo a las compras o a los regalos.

La época también contribuye a revivir duelos no resueltos o a que se desarrollen crisis existenciales. Por esa razón es importante otorgar a la época un significado personal y reflexivo que no responda a una imposición social.

Si llegan sentimientos negativos de tristeza, soledad o similares busque personas significativas y de confianza con las cuales pueda hablar y desahogarse.

Si el sentimiento continúa, lo ideal es buscar ayuda de un profesional.

Libreta para el 2013

Para recibir el año, la recomendación es dedicar tiempo a conocerse a sí mismo, mantener una actitud favorable al cambio, reconocer los elementos positivos y de crecimiento y centrarse en los aspectos para mejorar.

Proponga metas realistas y a muy corto plazo junto a un plan de acción especifico de cómo contribuirá semanalmente a alcanzarlas.

No idealizar es una buena técnica para evitar frustraciones. Tenga presente que siempre puede crecer, mejorar y cambiar.

Si se presentan áreas de cambio en las que sienta que no hay avance, es importante buscar ayuda profesional

Analice también sus hábitos en todas las áreas y procure incorporar estilos de vida saludables como una buena alimentación, ejercicio, regulación y control del estrés, desarrollo de la inteligencia emocional y una interpretación de las situaciones saludables para no vivir con autoengaños. No se centre en los puntos negros en la hoja blanca.

Adriana Astúa Díaz, licenciada en sicología, recomienda realizar un recuento de todos los objetivos o metas alcanzadas en el año que termina y felicitarse a sí mismo por esos logros. Incluso comprarse algo para sí mismo, algún chineo especial por esos logros.

En esa misma línea, Astúa también aconseja que la persona se sincere consigo mismo y haga una revisión de las metas no alcanzadas y las limitaciones que tuvo.

“Para recibir el nuevo año 2013 de una forma adecuada lo ideal es reconocerse como una persona integral, con dimensiones física, emocional, social, intelectual y trascendental”, agrega la psicóloga.

Tomarse un respiro

En medio de tantas actividades, hacer una pausa le caerá bien a su mente y a su cuerpo.

Tenga en cuenta que de unos 70 ó 80 años que usted vivirá, la mitad los pasará durmiendo, otros 10 años comiendo, 10 años en el carro y trabajará como 20... ¿tantos años para dedicarlos a algo que no le gusta?

Al realizar ese cálculo en realidad podrá caer en cuenta de que únicamente le quedarán como 2 años para hacer realmente lo que ama. ¿Cómo está pasando ese tiempo? ¿Lo está haciendo con la gente que quiere, que lo aprecia?, dice Luis Diego Cob, instructor de la Fundación El Arte de Vivir.

Para aprovechar la época, Cob recomienda repasar el contexto de la vida y del tiempo, para lograr concluir que el objetivo realmente prioritario debería ser feliz.

“Todo lo demás (negocios, compromisos, actividades, etc.) es transitorio. Cuidar la felicidad y mantenerse ecuánime sin importar los cambios debería ser prioridad”, añade el instructor.

Sonreír más, halagar a los demás, procurar una comunicación efectiva, otorgar tiempo para uno mismo, nutrir las emociones a través de la música, de la oración y del servicio y hacer de la meditación una parte relevante de la vida podrían ser otros ingredientes esenciales para mantener la felicidad en el momento presente.

Meditar no solo implica sentarse a no pensar en nada.

La mayoría del tiempo las personas meditan cuando hacen las cosas que aman... es ahí donde se dedica el espacio para manejar la mente y que no sea al revés: que la mente se deje afectar por el ambiente.

Al dedicar tiempo para meditar logrará un mayor enfoque, empatía y entusiasmo. Experimentará además un incremento de energía, creatividad y alegría para el nuevo año sin importar el contexto, dice Cob.

De bocado en bocado

Recomendaciones para enfrentar los compromisos gastronómicos.

- Mantener una alimentación saludable durante todo el año es la clave para sobrevivir el fin de año. La constancia le va a permitir darse sus gustitos sin que su cuerpo sienta un gran cambio.

- Realice 5 tiempos de comida.

- Consuma frutas al desayuno y en las meriendas.

- Acompañe los almuerzos y las cenas con vegetales crudos o cocidos.

- Disminuya la ingesta de carnes y lácteos altos en grasa.

- Elimine las comidas procesadas y de paquete.

- Evite comidas rápidas.

- Ingiera 8 vasos de líquido al día, (que al menos 4 sean de agua pura).

- Realice al menos 150 minutos de ejercicio a la semana.

Fuente: Adriana Alvarado, nutricionista de Centro de Nutrición Clínica.

Un paso tras otro

Tips para “sobrevivir” a los antojos y excesos de fin de año

- Si el evento más importante del día es en la cena,  elimine las harinas del almuerzo para que pueda consumirlas  en la noche junto a un vinito o a un tamal.
- Realice  alguna merienda antes de ir al evento para que su saciedad no dependa completamente de lo que le ofrezcan. Usualmente las cenas están  cargadas de harinas, grasas y azúcar.
- Cuando la comida es en un restaurante, es importante que ordene “de primero” para no antojarse de lo que piden los demás y acompañar los platos con vegetales sin mantequilla y ensaladas con el aderezo aparte.
- Escoja  bebidas  sin azúcar como agua, té frío, soda con limón,aseosas dieta o café.
- Comparta los postres con el objetivo de  disfrutar y ahorrarse calorías.
- Es  necesario que coma despacio y mastique  bien los alimentos con el fin de que se sienta satisfecho.
- Coma por hambre y no por antojo o ansiedad.
- Procure mantener  un adecuado consumo de agua para  mantenerse satisfecho por más tiempo y  controlar la ansiedad.  
- Aproveche que hay más tiempo disponible y ejercítese al menos 30 minutos diarios.

Fuente: Adriana Alvarado, nutricionista de Centro de Nutrición Clínica.

INCLUYA SU COMENTARIO