20 años de arte ¡a la española!

El Farolito apaga velas y enciende talento

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

En un despligue de color, sonido, arte, sentimiento, música, talento ¿y por qué no decirlo? administración y colocación de recursos, el Centro Cultural de España celebra dos décadas de promover la cultural en el país.

Para que no se diga que Costa Rica no aporta lo suyo, podemos iniciar con el nombre.

El farol que se ubica en la rotonda es el motivo, pero la habilidad de los ticos para dar señas y metáforas a los lugares se convirtió en la excusa para que el Centro Cultural de España sea reconocido popularmente como “El Farolito”.

El farol ha tomado un valor significativo y hasta se puede convertir en metáfora, pues el Centro es reconocido como un espacio de luz, y aunque es pequeño, siempre ha estado lleno y vivo, según dijo Yorleny Alpízar, coordinadora del Centro Cultural de España en Costa Rica.

La sede de El Farolito fue una casa tradicional de Barrio Escalante – un barrio céntrico de San José– y fue diseñada por el arquitecto Roberto Villalobos.

El espacio en la casa no hace posible demasiada distancia entre la gente, y se percibe una sensación de intimidad y cercanía con el público y con quienes participan en las actividades que es inevitable y apreciada, explica Alexander Jiménez, historiador y filólogo.

La ubicación también representa una ventaja al formar parte de una plataforma cultural que se apoya en la cercanía de entidades como la Universidad de Costa Rica, lo que ha permitido un desarrollo intelectual y cultural significativo.

También se encuentra cerca del Teatro de la Aduana, el Museo Calderón Guardia, el Taller Nacional de Teatro y de Danza, la Biblioteca y el Museo Nacional y el Centro Nacional de Cultura.

Ser una puerta y una plataforma de colaboración y colocación de expresiones artísticas y culturales para darlas a conocer en Iberoamérica es uno de los objetivos de la entidad, el otro es contribuir por medio de la cultura al desarrollo del país, pero ¿cómo se logra medir el aporte de la cultura en el desarrollo?

Consolidar colectivos

Alpízar asegura que el desarrollo se mide a través de la consolidación de colectivos que se dedican a diferentes expresiones artísticas y culturales.

La exposición y conocimiento de esos colectivos se traduce en crecimiento en el entendido de que las artes generan pensamiento y reflexión hacia diferentes temáticas que contribuyen al desarrollo.

Otro de los indicadores que genera desarrollo es el reconocimiento de las diferentes culturas en un país.

“En la medida que un país reconoce la gran diversidad de riqueza que hay, en ese momento el país está entrando en términos de desarrollo… el tema va de la mano con el reconocimiento y puesta en valor del patrimonio cultural, ya sea tangible o intangible”, detalló la coordinadora.

Uno de los casos de éxito que impulsa el Centro Cultural de España es el Programa de Reconocimiento de la Cultura Afrocostarricense. Dentro de este proyecto se desarrolló el trío Kawe Calypso, costarricenses ganadores de uno de los premios de la Asociación Costarricense de Autores y Compositores (ACAM).

El grupo de limonense que obtuvo uno de los premios más reconocidos en Costa Rica y lograron además participar en giras internaciones y nacionales que permitieron visibilizan y reconocer la diversidad cultural de Costa Rica.

El Centro Cultural de Costa Rica es parte de la Red de Centros Culturales de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid). Puede considerarse uno de los centros pioneros dentro de los 20 países del continente americano y Guinea Ecuatorial, afirmó Itziar Taboada Aquerreta, directora de Relaciones Culturales y Científicas del Centro.

Tareas pendientes

Como tareas pendientes, la coordinadora del centro destacó el reto de trabajar de manera más descentralizada.

Es necesario aprovechar que Costa Rica tiene una actividad cultural importante en San José, pero no permitir que se centre en la capital, pues existen comunidades donde no se respetan los derechos de acceso a la cultura.

“Queremos trabajar más en comunidades y asociaciones, llevar proyectos profesionales a estas zonas. Para eso es necesario trabajar de manera conjunta con las municipalidades y otras instituciones” explicó la coordinadora.

Sostenbilidad y financiamiento