Estudios señalan que la satisfacción es más fuerte que la voluntad de comer sano

Metas saludables a mediano y largo plazo se hacen sin intención de cumplirlas

  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!

¿Por qué nos cuesta vivir en forma saludable? Justamente fue esa la pregunta que trató de responder un panel de economistas y médicos en el encuentro anual de la American Association for Advancement of Science.

Según los científicos, un elemento clave que condiciona el comportamiento es la fuerza de voluntad. David Laibson, economista de la Universidad de Harvard, explica que existe una disociación entre las buenas intenciones y las acciones.

“Un estudio comprobó que cuando a la gente se le pregunta si tuviera que decidir hoy si comerá chocolate o fruta la próxima semana, la mayoría (74%) opta por la fruta, pero cuando se les dan las mismas alternativas pero la elección debe ser inmediata, el 70% de los mismos consultados se decide por el chocolate”.

“Mañana empiezo”

El detalle está en el tiempo que contempla el compromiso. Como la decisión es a mediano plazo (la próxima semana), las personas tienden a asumir un compromiso que a la larga saben que no van a cumplir. Están dispuestos a cambiar de actitud, solo que mañana, no hoy. Y esto se refleja en temas como el ahorro o la salud.

Es decir, los individuos optarán siempre por la satisfacción inmediata más que por el supuesto beneficio que puedan obtener a mediano o largo plazo.

Así, no es raro que la gente pague una alta suma cada mes por ser miembros de un gimnasio porque es bueno para su salud, pero que solo lo utilicen cuatro veces de los 30 días que tiene a su disposición.

Las alternativas, dice Laibson, van por alinear las intenciones con acciones, mediante simples cambios en la forma de presentar los desafíos. Algo así como formarse un plan mental con compromisos claramente definidos, no solo días, sino fechas y horas para llevar a cabo un objetivo.

De hecho, en un estudio realizado por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos quedó demostrado que cuando en una empresa donde hay plan de vacunación contra la gripe los empleados definen la fecha y hora en que concurrirán a ser vacunados, se aumentó el número de personas que efectivamente cumplió con el compromiso.

Según Benedikt Herrmann, del Joint Research Center de la Comisión Europea, la cooperación entre amigos también puede mejorar la participación. Es así como en un experimento realizado con estudiantes de la Universidad de Chicago se comprobó que la asistencia al gimnasio aumenta especialmente si los participantes incentivan a los miembros menos motivados a asistir.

Todd Hare, neurólogo que trabaja en la Universidad de Zurich, hizo un estudio en el que midió la actividad cerebral de los voluntarios mientras tomaban decisiones relacionados con la fuerza de voluntad. Primero examinó qué ocurría cuando los participantes debían elegir entre alimentos saludables y no saludables. Descubrió que a pesar de que algunos de los voluntarios estaban a dieta, fueron incapaces de evitar comer pasteles, galletas o helado durante el experimento.

Igualmente descubrió que al medir las preferencias de los participantes entre recibir un pequeño monto de dinero hoy o esperar por uno mayor en el futuro, la mayoría optó por la satisfacción inmediata.

INCLUYA SU COMENTARIO