Anímese a estudiar idiomas asiáticos para hacer negocios

Mandarín, coreano y japonés pueden abrirle más puertas a sus negocios

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Con el paso del tiempo, y en un mundo cada vez más globalizado, aprender otros idiomas se ha vuelto fundamental no solo para conseguir un buen empleo, sino también para afianzar los gustos por alguna cultura.

El interés por idiomas orientales como mandarín, japonés y coreano ha ido creciendo. Según información de My Oxford English, el japonés cuenta con 122 millones de hablantes y el mandarín con 1.200 millones.

El idioma oriental más solicitado en las academias es el mandarín, sin embargo, el japonés y el coreano han ido cobrando popularidad en la sociedad.

Razones para aprenderlos

Los idiomas asiáticos cobran relevancia por cuatro factores fundamentales:

- Primero, el auge de países como China y Japón, donde se producen muchos de los bienes que consumimos a diario.

- Segundo, muchos países de la región tienen o están negociando tratados de libre comercio y acuerdos de asociación con países asiáticos, lo cual hace que sean cercanos a la actividad comercial.

- Tercero está el hecho de que se necesitan traductores de buena calidad para hacer frente a la gran cantidad de negociaciones vigentes.

- Por último, estos países poseen muy buenos programas de becas e intercambios para pregrado, posgrado, maestrías y doctorados, y uno de los requisitos para acceder a ellos es tener buenas bases del idioma, para luego perfeccionarlo allá.

Hiroshi Hosotani, profesor de japonés de la Academia de Lenguas Orientales, asegura que hasta hace unos años no se veía la importancia de aprender un idioma oriental, pero hoy esto ha cambiado.

“Le están prestando mayor atención a personas que tengan como segundo idioma el mandarín, que a personas que hablen inglés”, afirma.

¿Los adultos pueden aprender?

Aunque lo ideal es comenzar a aprender lo más pronto posible, no es algo que no puedan hacer los adultos.

Los más pequeños lo hacen como pasatiempo, o porque son sus padres quienes desean que lo aprendan.

Los jóvenes lo hacen porque quieren aprender más acerca de la cultura del país.

Las personas mayores, inclusive adultos de la tercera edad, los aprenden, pues sueñan con viajar a conocer y no quieren que el idioma sea un impedimento.

Carolina Ortega, coordinadora académica del Centro de Idiomas Asiáticos, destaca que muchos jóvenes ya están bastante influenciados por aspectos culturales de esos países, por ejemplo, la música ( k-pop ), y series o novelas de Corea del Sur que ya tienen muchos seguidores.

“El animé y manga japoneses también despiertan un enorme interés para acercarse al idioma, y ni hablar del mandarín, pues China ya es una potencia mundial, y por ende un país que muchos quieren visitar”, explica.

Es así como estas lenguas se van ubicando en los primeros puestos de las más habladas en el mundo.

Alejandra Rodríguez, profesional en Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales, y estudiante de mandarín, asegura que aprender uno de los idiomas más hablados en el mundo se convierte en ganancia absoluta para el campo laboral.

Rodríguez decidió aprender esta lengua por su profesión, por la cantidad de oportunidades de negocios de todo tipo que se presentan en China.

“Aprender mandarín exige mayor dedicación que el inglés. Además, una cosa es saber hablarlo y otra muy diferente escribirlo. En mandarín se maneja el pinyin para la fonética y se manejan los caracteres (dibujos) aparte, lo cual te exige una dedicación mayor”, asegura Rodríguez.

Como otra de las ventajas de este idioma, la estudiante asegura que aprender a pronunciar en sus cinco acentos agudiza el oído, y hace más cuidadoso a quien lo habla.

En resumen

Segunda herramienta. El inglés no será reemplazado, pero es innegable que los idiomas asiáticos seguirán creciendo en popularidad, sobre todo el mandarín, por algo es conocido como el idioma de los negocios.

Sin límites. La edad no es un impedimento para aprender otros idiomas, en la adultez también se puede hacer, e incluso el proceso puede ser más estratégico.

Para hacer dinero. Casi un cuarto de la población mundial habla mandarín, esto porque la población de china es la mayor.

Trío ganador. Los tres idiomas asiáticos más recomendados para aprender pronto, por su uso potencial y su popularidad en la región y en el mundo son el mandarín, el coreano y el japonés.

Fuente El Tiempo / GDA / Colombia.

Sostenbilidad y financiamiento