ESTUDIO HECHO EN LA UNIVERSIDAD DE TEL AVIV

Para perder peso, consuma más calorías en el desayuno que en la cena

La hora del día en que comemos puede tener un gran impacto en la forma en que nuestro cuerpo procesa los alimentos


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Desayunar como rey; almorzar como príncipe; cenar como mendigo.

Esa regla podría ser el secreto para perder peso y tener una mejor salud pues un estudio hecho en la Universidad de Tel Aviv determinó que quienes hacen su tiempo de comida diario más grande en el desayuno son mucho más propensos a perder peso y a disminuir la circunferencia de la cintura que los que lo hacen a la hora de la cena.

Y los beneficios de ello van mucho más allá de kilos y centímetros.

“Los participantes que comieron un desayuno más grande ---que incluía un elemento de postre, como un pedazo de pastel de chocolate o una galleta--- también tenían niveles significativamente más bajos de insulina, glucosa y triglicéridos durante todo el día”, aseguran en el sitio de la universidad.

Eso se traduce en un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes, hipertensión y colesterol alto.

Además, tenían niveles significativamente más bajos de la hormona grelina, que regula el hambre. Esto es un indicador de que tenían más niveles de saciedad y menos deseo de comer bocadillos durante el día.

“El metabolismo se ve afectado por el ritmo circadiano del cuerpo ---el proceso biológico que el cuerpo sigue a lo largo de un ciclo de 24 horas. Por eso, la hora del día en que comemos puede tener un gran impacto en la forma en que nuestro cuerpo a procesar los alimentos”, explicó Daniela Jakubowicz de la Facultad Sackler de Medicina.

Por eso, dice la investigadora, estos resultados, publicados en la revista Obesity, indican que tener un horario de comidas adecuado puede hacer una importante contribución a la gestión de la obesidad y la promoción de un estilo de vida saludable en general.

Metodología

Para determinar el impacto del horario de las comidas en la pérdida de peso y la salud, los investigadores llevaron a cabo un estudio en el que 93 mujeres obesas fueron asignadas al azar a uno de dos grupos que consumía una dieta de 1.400 calorías moderada en carbohidratos y en grasa durante un período de 12 semanas.

La diferencia era que uno de ellos consumió 700 calorías en el desayuno, 500 en el almuerzo y 200 en la cena; mientras que el segundo comió un desayuno de 200 calorías, un almuerzo de 500 calorías y una cena de 700 calorías. El desayuno de 700 calorías y la cena incluían los mismos alimentos.

Al final del estudio, las participantes en el grupo que desayunaba más había perdido una media de 17,8 kg cada una y 7,6 cm de su cintura, en comparación con una pérdida de 3 kg y 3,6 cm en los participantes del otro grupo.

El segundo grupo también tenían niveles de triglicéridos más altos.

Estos hallazgos sugieren que las personas deben adoptar un horario de comidas bien pensado, además de tener una nutrición adecuada y hacer ejercicio para optimizar la pérdida de peso y mejorar la salud general.

Sostenbilidad y financiamiento