¿Por qué usar whisky para hacer cocteles?

Ideas para mixología premium

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El whisky es sinónimo de estatus y, según un sodeo aplicado en 2013 entre lectores de EF, la mejor forma de consumirlo es solo o en las rocas y, tal vez, con un poquito de agua. ¿Entonces por qué proponerlo como base para hacer cocteles? De acuerdo con Johnnie Walker, esta es la nueva tendencia en la mixología premium .

Antes de considerarlo una herejía, piense que nadie le obliga a “contaminar” su vaso, pero esta posibilidad sí resulta atractiva para un público que le teme al poder del destilado nacido en Escocia. “Mucha gente no toma whisky porque cree que es muy fuerte, entonces la tendencia de hacer coctelería es acostumbrar el paladar de las personas para que le tomen gusto a la bebida”, explica Nelson Martínez, bartender de Diageo.

El verano y el calor de la playa sirven de escenario para esta reinterpretación, agregándole frutas y otros complementos, según el gusto de cada uno. Y olvídese de optar por versiones baratas del alcohol: en coctelería premium , se trabaja con ingredientes naturales frescos y licores de la más alta calidad.

Anímese, prefiera los cítricos, el te chai y las combinaciones que logren balance entre ácido, alcohol y dulce. Estas tres recetas son solo un ejemplo para su creatividad.

Black Label Sour

Johnnie’s Paradise

Fresh johnnie

Ingredientes • ½ onza de clara de huevo

• ½ onza de almíbar deazúcar

• ½ onza de jugo de limón recién exprimido

• 1½ onzas de Johnnie Walker etiqueta negra

• 1 pizca de gotas de angostura o gotas amargas

Preparación

Se agita la clara de huevo sola, para darle cuerpo al coctel. Se coloca en una shacker y se agrega el azúcar, el limón y el whisky. Se agita con hielo y se sirve colado en un vaso whisquero con hielo nuevo. Ya servido se agregan las gotas amargas. Se alimenta mucho de la bebida espirituosa, esto permite disfrutar más la esencia del whisky.

Ingredientes • Romero al gusto

• 1 taza de piña en cuadritos

• ½ onza de almíbar de azúcar

• ½ onza de jugo de limón recién exprimido

• 1½ onza de Johnnie Walker etiqueta negra

• Una rama de romero para decorar

Preparación

Se separan las hojas del tallo de romero y se utilizan únicamente estas, para evitar sabores amargos en la bebida. En la shaker (idealmente una Boston shaker, que tiene vaso de vidrio y permite ver el avance en la preparación) se macera la piña con el romero, se agrega el azúcar, el limón y el whisky. Se agita con hielo y se sirve con un doble colado (primero el colador de coctelería y un colador pequeño de cocina tradicional sobre el vaso), para que ni el romero ni las fibras de piña pasen al vaso. Se sirve en vaso de martini, sin hielo. Para decorar, se toma la rama de romero y se golpea con una palmada fuerte para provocar que emita más aroma.

Ingredientes • Albahaca al gusto

• 1 taza de fresas

•¼ de onza de almíbar de azúcar

• ½ onza de jugo de limón recién exprimido

• 1½ onza de Johnnie Walker etiqueta negra

Preparación

Use abundante albahaca, para aumentar la sensación de frescura. En la shaker se macera la fresa con la albahaca. Ideal para la tarde o la noche. Se incorpora en azúcar (menos que en las otras recetas debido a que la fresa ya aporta dulce a la mezcla), el limón y el whisky. Se agita con hielo picado y se sirve con un doble colado, para evitar que trozos de albahaca o fibra de fresa lleguen al vaso. Para la decoración, el bartender sugiere utilizar alguno de los ingredientes principales, él prefirió hacer una incisión en la punta de una fresa y colocarla en la orilla del vaso.

Sostenbilidad y financiamiento