carpintero

Se llamaba Jesús...

No era adicto a las poses, frases prefabricadas, gestos histriónicos, ademanes ensayados ni juegos de luces. Un ser humano sin ingredientes artificiales

Cargar más
LO MÁS LEÍDO