Banco Central no eliminará todavía el tope crediticio

Autoridad Monetaria sostiene que techo al crecimiento de colocaciones no explica la desaceleración de la actividad económica


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Audios
  • Imágenes

El Banco Central de Costa Rica salió este viernes en defensa de los topes al crecimiento del crédito ante los cuestionamientos de representantes del sector empresarial y de los banqueros.

La respuesta del Central a los reclamos es categórica. "El Banco no comparte la novedosa hipótesis, con discutible sustento formal, de que un límite al crédito que no ha implicado restricción de ninguna manera, explique el comportamiento de la actividad económica", reza el comunicado emitido por la Autoridad Monetaria esta tarde.

La medida impuesta a principios de año establece un techo de 12,2% al aumento en colocaciones de los bancos a lo largo de todo el año, y de 9,9% para los créditos en dólares.

Con el tope, el BCCR pretendía cumplir dos objetivos. El primero fue recoger la fuerte expansión monetaria producto del influjo de capital extranjero durante los últimos meses de 2012 y los primeros del presente año; al tiempo que controloba el crecimiento de la cartera denominada en dólares.

La alta dolarización de la cartera de créditos del sistema financiero ha encendido las alarmas en el Banco Central.

"El Banco Central fue cuidadoso en dejar claros estos peligros, tanto en el texto del acuerdo adoptado, como en las exposiciones ante la prensa y, muy especialmente, ante los banqueros con quienes se organizaron varias reuniones al efecto. Como ellos bien lo saben, esta disposición pretendía dar tiempo a que el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero trabajara en la adopción de otras medidas macroprudenciales para mitigar los riesgos asociados a la dolarización de la cartera crediticia", dice el texto.

La aprobación de estos cambios en la normativa de regulación, por parte de la Superintendencia General de Entidad Financieras (Sugef), sigue siendo la condición para que el tope crediticio se levante antes de que expire su vigencia original en octubre de este año.

La presión del sector bancario se volvió especialmente fuerte después de que un ajuste en los valores del Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) revelara un virtual estancamiento de la producción.

En la última semana, el activismo de representantes del sector bancario escaló lo suficiente como para provocar una reacción del Banco Central.

Lea en la próxima edición impresa de EF, que saldrá a la venta este lunes 1 de julio, un reportaje con el detalle del crécimiento del crédito en colones y en dólares por banco en los primeros cinco meses del año.

Sostenbilidad y financiamiento