BCCR TIENE HASTA EL 31 DE JULIO PARA APROBAR LA REVISIÓN A SU PROGRAMA MACROECONÓMICO

Posibles cambios en encajes preocupan a banqueros

Bancos y exportadores dicen que, de aplicarse el gravamen, se encarecerían los créditos en dólares


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Mientras en el interior del Banco Central, la junta directiva de la Autoridad Monetaria baraja sus cartas con miras a la revisión del Programa Macroeconómico 2013-2014 la próxima semana, el sector bancario monta vigilia a la espera del humo blanco.

El pulso entre los representantes de la banca y el Central por la vigencia de los topes de crecimiento a las carteras podría terminar siendo una victoria amarga para los primeros. La posibilidad de que la Autoridad Monetaria eche mano a los encajes para controlar la expansión del crédito en dólares es vista con preocupación.

Desde hace varios días corre un fuerte rumor de que el Central eliminaría el tope a las carteras de préstamos (que rige desde febrero anterior), pero lo sustituirá por un encaje al fondeo de largo plazo que reciben las entidades financieras del exterior.

"Poner encaje sobre el fondeo que los bancos obtienen mediante préstamos con otras entidades financieras a largo plazo implicaría un aumento en los costos. Esto elevaría las tasas de interés para el financiamiento de inversiones que realizan las empresas como compra de maquinaria o construcción de instalaciones; o para vivienda", comentó Gilberto Serrano, presidente de la Asociación Bancaria Costarricense (ABC) y gerente general de Banco Lafise.

Los créditos con entidades financieras del exterior representaban en junio de este año un 9,1% del pasivo con costo del sistema bancario nacional, según se desprende de la información publicada por la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef). En el mismo mes del año pasado, su peso era de 7,4%.

Este tipo de fondeo registra un crecimiento de 38% entre junio de 2012 y el primer semestre de este año.

El ritmo de crecimiento es más acelerado entre los tres bancos comerciales del Estado, en los que el monto de las obligaciones con entidades financieras del exterior se duplicó a ¢624.516 millones.

Los banqueros no están solos en su preocupación sobre el futuro de las condiciones del crédito en el país.  "Encajar estos créditos encarecería las tasas de interés. Pedimos que se generen condiciones para que el sector productivo pueda seguir generando empleo", aseguró Mónica Segnini, presidenta de la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco).

Las autoridades del Banco Central no respondieron a las consultas planteadas por EF y aseguraron que no se referirán al tema hasta que se anuncie la revisión del Programa Macroeconómico.

No obstante, en ocasiones anteriores, Rodrigo Bolaños, presidente del Banco Central, ha llamado la atención sobre el riesgo que representa para el sistema bancario la gran cantidad de préstamos denominados en dólares otorgados a personas que no generan sus ingresos en esa moneda.

La junta directiva del Central tiene hasta el 31 de julio para aprobar esta revisión.

Sostenbilidad y financiamiento