Banco Central de Brasil apunta a disminución en ritmo del alza de las tasas

Entidad evitaría afectar el crecimiento económico en un año electoral y de Copa del Mundo


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El Banco Central de Brasil apunta a disminuir el ritmo del alza de la tasa de interés referencial, y optaría por elevarla sólo en 25 puntos base en enero, a 10,25%, para no afectar el crecimiento económico en un año electoral y de Copa del Mundo.

Consultados semanalmente por el Banco Central, los analistas y operadores apuestan por un aumento de 0,25 puntos porcentuales en la tasa de interés, actualmente en 10%, tras la reunión de dos días que se inicia este martes, la primera del 2014.

Pese a ello, algunos sectores creen que el organismo rector debe mantener aún una política agresiva para contener las presiones inflacionarias, y elevar la tasa en 50 puntos base.

En cada una de las últimas cinco reuniones, el Banco Central subió la tasa 50 puntos base, pero eso no logró contener la inflación, que cerró en 5,91% el 2013, por encima de las expectativas del mercado.

Si bien esta cifra estuvo por debajo del techo de la meta del gobierno (6,5%), superó el objetivo (4,5%).

Las autoridades han señalado que la inflación se debe principalmente a factores externos, como el alza internacional de los precios de los alimentos, factor que no puede ser controlado desde Brasil con movimientos de tasas.

"Es verdad que la tasa no funciona como danza para la lluvia, y contra el alza de alimentos poco se puede hacer", dijo en un reporte Andre Perfeito, economista de Gradual Investimentos.

La tasa de interés es un factor clave para el consumo y la inversión. Una tasa alta tiende a frenar ambos aunque, al desestimular el consumo, le quita presión al alza de precios.

"El Banco Central destacó el débil desempeño de la economía brasileña en el tercer trimestre del 2013, una señal de que el fin de los ajustes de política monetaria debe llegar en breve. En nuestro criterio, sólo restan dos aumentos de 25 puntos bases en las reuniones de enero y febrero", dijo la gestora de fondos brasileña Economía Concordia en un reporte a clientes.

El PIB brasileño creció un débil 1% en 2012, y gobierno y mercado estiman que el alza de 2013 fue de 2,3%.

Para 2014, los analistas prevén un crecimiento del 2%.

Pese a reconocer la influencia externa en la inflación, Perfeito cree que en estas alzas también influyen los salarios brasileños.

"Los alimentos son sensibles a la variación de la renta del trabajador. Mientras los salarios sigan subiendo en términos reales, la inflación en este rubro va a seguir avanzando", explicó.

Brasil cuenta con una baja tasa de desempleo, que anotó un mínimo histórico de 4,6% en diciembre.

El economista consideró que en estos primeros meses del 2014 el Banco Central debe ser agresivo.

"Sería terrible que el Banco Central no suba más la tasa ahora y se vea obligado a hacerlo durante la Copa del Mundo (junio-julio) o después de ella", cuando se espera que el consumo aumente, explicó.

Por este motivo es que, a su criterio, la autoridad monetaria podría evaluar subir la tasa en 50 puntos ahora y en 50 en febrero.

Sin embargo, también cree que es posible que el menor crecimiento de la economía brasileña haga que, en algún momento, el organismo rector deje de lado la política monetaria restrictiva.

Analistas consultados por el Banco Central esperan que la tasa de interés sea de 10,50% durante todo el 2014.

La decisión del Banco Central se hará pública después del cierre de los mercados el miércoles.

Sostenbilidad y financiamiento