DECISIÓN SE TOMÓ TARDE DEL VIERNES EN JUNTA DIRECTIVA

Banco Central eliminó la banda cambiaria y adopta flotación administrada del dólar

Banda cambiaria cumplió ocho años de funcionamiento, pero analistas afirman que ahora era una figura "simbólica"


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La Junta Directiva del Banco Central de Costa Rica decidió este 30 de enero, eliminar el sistema de banda cambiaria y adoptar un sistema de flotación administrada del tipo de cambio del dólar, tal y como lo adelantó El Financiero.

La determinación fue confirmada oficialmente esta mañana por el presidente de la entidad, Olivier Castro. El jerarca logró el apoyo de la junta para tomar la decisión, principalmente basado en el hecho de que, actualmente, la banda no tenían ningún impacto para determinar el precio de la divisa.

La decisión se anunció esta mañana durante la presentación del Programa Macroeconómico 2015-2016.

El jerarca firmó que en los últimos 13 meses el país ha tenido un régimen cambio de flotación administrada de "de facto". Agregó que en este momento hay estabilidad en el sistema financiero y que el Banco está preparado para enfrentar cualquier presión especulativa. Además, de que cuenta con $7.322 millones en reservas (14% del PIB).

"El Banco ha trabajado en un abandono paulatino de la banda cambiaria y ahora se toma la decisión de migrar a un régimen más flexible", afirmó Castro.

Incluso, anunció que enviará en consulta la aplicación de un encaje a las nuevas operaciones de endeudamiento externo de los bancos. También estableció, como medida precautoria, un programa de adquisición de reservas por $800 millones entre febrero del 2015 y diciembre del 2016.

De acuerdo a un comunicado publicado esta mañana en la página web del Central, la entidad afirma que "dispone de mecanismos de estabilización cambiaria que procuran acotar la volatilidad excesiva intra diaria y corregir desviaciones del tipo de cambio con respecto al que sería congruente con el comportamiento de las variables que explican su tendencia de mediano y largo plazo".

infografia

La banda cambiaria fue establecida el 17 de octubre del 2006 durante la segunda administración Arias Sánchez y cuando el presidente del banco era Francisco de Paula Gutiérrez. En aquel momento, sustituyó al sistema de minidevaluaciones, que tenía 22 años de funcionamiento.

La banda cumplió ocho años de operación y este momento el precio máximo del dólar (techo) está en ¢866 y el precio mínimo (piso) en ¢500.

Ahora, en la flotación administrada, el tipo de cambio se mueve de forma más libre, pero el Central se guarda el derecho de intervenir para estabilizar el precio cuando haya variaciones abruptas o que se salgan del precio determinado de equilibrio.

Desde hace varias semanas, empezó un fuerte rumor de que el Central eliminaría las bandas, debido a declaraciones recientes de Castro en las que indicaba que el sistema ya había perdido utilidad.

El jerarca dijo, en varios ocasiones, que el mercado local prefería un valor del dólar estable. Incluso, el pasado 30 de octubre, en una entrevista con EF, afirmó que la volatilidad en el valor del dólar era algo que nadie deseaba en este país.

"Cuando yo llegué aquí, el tipo de cambio estaba con una alta volatilidad y lo que tratamos fue hacer algunos ajustes en las normas que ya el Banco Central tenía para lograr una menor volatilidad. El hecho de sacar las compras del sector público no bancario del Monex, evidentemente, fue una de las medidas y que nosotros dijimos antes de la campaña electoral, se hizo y fue el resultado esperado", dijo Castro en ese entonces.

Por su parte, algunos especialistas y participantes en el mercado aseguran que el paso hacia una flotación administrada no debería generar mayor cambio ni impacto en el precio del dólar, pues prácticamente es el esquema en que ha trabajo el Central desde hace varios meses.

El gerente del BAC San José, Gerardo Corrales, comentó que la banda cambiaria se había convertido en un elemento simbólico y que ha habido una participación activa del Central para controlar el tipo de cambio. Agregó que con, la caída del precio del petróleo, muy posiblemente la entidad esté previendo que no haya una presión sobre el precio de la moneda estadounidense.

Además, dijo, la baja en el costo de los hidrocarburos también contribuirá a tener bajo control la inflación, por lo que, en su criterio, si se confirma la eliminación de la banda, el Central escogió un momento propicio.

El economista Juan Muñoz concordó en que hay dos situaciones que favorecen la eliminación de la banda: la baja en el precio del petróleo y que viene en camino una nueva emisión de eurobonos, con lo cual va a haber una menor demanda de divisas y más bien se podría observar una presión a la baja del tipo de cambio. Empero, en ese caso, habría que ver cuál es el manejo que hace la entidad y el análisis para determinar si la variación en el precio del dolar es algo transitorio o más permanente.

Corrales afirma que, efectivamente puede generarse esa presión, pero que el Central ya ha demostrado que, en escenarios de gran oferta de dólares, como a finales del año pasado, salió a comprarlos y administró el tipo de cambio.

Un 2014 volátil

Durante el 2014, el tipo de cambio pasó un periodo de volatilidad que llevó al BCCR a tomar una serie de medidas. Una de las primeras fue ampliar el tipo de intervención dentro de la banda cambiaria a una denominada intervención "interdía", cuyo objetivo es ajustar desviaciones del valor del dólar en el largo plazo. Es medida fue anunciada el 13 de marzo del 2014, cuando aún era presidente Rodrigo Bolaños.

Luego de la llegada de Olivier Castro, después del 8 de mayo, el tipo de cambio tiende a estabilizarse. Sin embargo, el 26 de junio del 2014 el Central anunció la salida de las compras y ventas del sector público no bancario del Monex. Luego de eso, el comportamiento del dólar fue más estable, llegando a variar céntimos de un día a otro.

Para cuando la banda cumplió ocho años de funcionamiento, en octubre pasado, la presencia de los tipos de cambio de intervención (límites inferior y superior) prácticamente no eran utilizados, pues el valor de la divisa se estacionó cerca de los ¢545.

Para el final del 2014, en los meses (noviembre y diciembre), en los que usalmente aumenta la oferta de dólares, el valor de la divisa en el mercado tendió a la baja, pero la autoridad contuvo las variaciones violentas sin que se acercara al límite inferior.

Sostenbilidad y financiamiento