PERMITE A EMPRESAS RECIBIR RECURSOS DE INVERSIONISTAS

BNV reactivaría aceptaciones bancarias como fuentes de crédito

Los bancos darían su aval a un letra de cambio y cobrarían una comisión


  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!

La Bolsa Nacional de Valores (BNV) y el sector bancario costarricense valoran la reactivación de la figura denominada "aceptaciones bancarias" como una forma de facilitar recursos de corto plazo a empresas que los requieran, sin tener que hacer un crédito formal.

Esta medida evitaría que las entidades bancarias vean incrementadas sus carteras de crédito, pues el dinero es aportado por inversionistas. Actualmente, pesa una restricción de aumento al crédito en un 12% para todo el 2013 establecida por el Banco Central de Costa Rica. La medida es más severa para los créditos en dólares.

Las aceptaciones bancarias son instrumentos que se negocian en un mercado abierto constituidas por una letra de cambio, que en este caso una empresa elabora como compromiso de pago a cambio de recibir recursos. El banco entra en el esquema porque brinda un aval de este documento, el cual sirve como respaldo para quien decide otorgar los recursos.

Los avales en letras de cambio están regulados en los artículo 755, 756 y 757 del Código de Comercio (Ley 3284) . Las reglas de las letras de cambio se encuentran a partir del artículo 727 de esa Ley.

El mecanismo establece que un inversionista compraría la aceptación bancaria cuando esta sea emitida y avalada por un banco, posteriormente los recursos se destinan a quien necesita el dinero, quien a su vez al final del periodo convenido debe cancelar la deuda.

Gerardo Porras, gerente general del Banco Popular y de Desarrollo Comunal (BPDC), dijo este 5 de marzo que la BNV tiene aprobado el esquema para estas negociaciones. Porras se pronunció en una mesa redonda sobre los límites al crédito que organizaron la Cámara de Comercio de Costa Rica y EF.

Medida del pasado

Danilo Montero, exsuperintendente de valores, explicó que estos instrumentos se utilizaron hace varios años cuando en el país existían topes a las carteras de crédito, pues el instrumento permite a los bancos conseguir recursos para sus clientes sin tener que generar un préstamos en sus registros.

Los avales que se dan a las letras de cambio responden usualmente a garantías que las empresas previamente han otorgado a los bancos.

Estos últimos registran la operación como una contingencia y, por lo tanto, se establece en las cuentas de orden, no así en los balances, que es donde se registran los saldos de las carteras crediticias, explicó Montero.

El instrumento que se negocia no es considerado de oferta pública y no estaría registrado en Registro Nacional de Valores e Inversionistas, razón por la que algunos inversionistas institucionales no pueden negociarlos, como es el caso de fondos de inversión o fondos de pensiones.

Gerardo Corrales, gerente de BAC San José, explicó que los bancos usualmente cobraban (en el pasado) un 3% anual de comisión por este tipo de operaciones y a los intereses  se les debe retener el 8% de impuesto sobre la renta.

El ejecutivo reconoció que se trata de una opción para la gestión de recursos ahora que sobre los bancos pesa una limitación en el crecimiento del crédito.

La empresa evita con este mecanismo tiener que registrarse como emisor de valores, pero debe pagar el costo de la comisión y reconocer en la tasa de interés un premio por encima de otras tasas de mercado.

EF consultó a la BNV sobre creación de un mercado específico para este tipo de negociaciones, pero no contestó a la hora de publicación de esta nota.

INCLUYA SU COMENTARIO