Bancrédito buscará fondos en mercados centroamericanos

Entidad estudia mercados de valores de Panamá y el Salvador para su primera emisión internacional


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Bancrédito se sumaría este trimestre al grupo de entidades locales que se han lanzado a los mercados internacionales en busca de fondos.

En la mirilla de Gerardo Porras, gerente general de Bancrédito, están los mercados de Panamá y El Salvador. En uno de estos, el Banco buscará colocar $50 millones en bonos para alimentar sus colocaciones de créditos en el 2014.

"Además en setiembre empiezan a regir las nuevas regulaciones de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) en cuanto al calce de plazos por moneda. Mi experiencia me indica que en estos mercados hay un mayor apetito por el largo plazo que en Costa Rica", comentó Porras en una conferencia de prensa celebrada este miércoles 15 de enero.

Con esta emisión en mercados foráneos, Bancrédito se uniría a la tendencia de busqueda de fondos foráneos de las demás entidaes de la banca pública. El año pasado el Banco Nacional de Costa Rica (BNCR) colocó  $1.000 millones en bonos de deuda en mercados interancionales; mientras que el Banco de Costa Rica lanzó una emisión de $500 millones.

Por su parte, el Banco Popular, que hasta mayo del 2013 estuvo bajo el mando de Porras, recurre al mercado panameño para fondearse en dólares.

Deuda subordinada

A esta nueva fuente de fondeo se unen los $10 millones obtenidos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en deuda subordinada. Este dinero está segregado en dos tractos, el primero por $6 millones a 10 años plazo y se desembolsará en este año; mientras que los restantes $4 millones se girarán en el 2016 a un plazo de ocho años.

El objetivo del banco es dirigir estos recursos a colocaciones de créditos para pequeñas y medianas empresas, un segmento en el que concentran sus esfuerzos operativos en el 2014.

"Este es un soporte importante para el fortalecimiento patrimonial de Bancrédito, porque nos permitará incrementar la base de negocios mediante el crecimiento de activos", afirmó Porras.

Año difícil

Con estas armas, y un reordenamiento de su estructura comercial, Bancrédito espera en este 20014 obtener resultados más halagüeños que los registrados en el 2013.

El año pasado, marcado por una caída en las tasas de interés y la restricción al crecimiento del crédito,  Bancrédito obtuvo ganancias por ¢2.631,2 millones. Esta cifra representa un decrecimiento del 55% con respecto a los ¢5.960 millones en utilidades obtenidas por la entidad en el 2012.

"Dejamos de administrar el Fideicomiso Nacional para el Desarrollo (Finade) que generaba importantes ingresos para el banco", explicó Porras.

Pese a perder la administración de los fondos de Banca para el Desarrollo, Bancrédito pretende enfocarse en atender las necesidades de financiamiento de pequeños y medianos empresarios. En este nicho de mercado el Banco espera colocar cerca de ¢22.000 millones este año.

Además la entidad buscará aprovechar la experiencia acumulada en el manejo de esos dineros para incursionar con fuerza en la creación de fideicomisos, especialmente aquellos destinados a financiar obra pública.

Sostenbilidad y financiamiento