El Bde20 navega en aguas calmas

Precio estable pese a tasas bajas


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /finanzas/precio-bono_ELFCHA20120823_0018_5.jpg
    326x204
    El precio del bono del 2020
    / 20 AGO 2012

index

El bono insignia de deuda externa de Costa Rica, el denominado Bde20, ha permanecido relativamente estable desde el inicio del 2011 hasta la fecha.

Por el momento, el mercado ha carecido de razones para variar en gran medida el rendimiento o el precio de este título que se negocia en el mercado internacional y en el local.

La poca variabilidad se ha mantenido a pesar del descenso en los rendimientos de los bonos que son referencia a nivel internacional como los de Estados Unidos. Es decir, los inversionistas no asocian el bono al comportamiento del mercado internacional y sí lo hacen al perfil de crédito del país emisor, explicó Melvin Garita, gerente de Lafise Valores.

En el mercado local, el Bde20 ha tenido un nivel de precio relativo de 136,33 en promedio desde enero del 2011.

Dado el proyecto de una nueva emisión internacional de Costa Rica (eurobonos), el título insignia del país se enfrenta a la posibilidad de tener a su lado una nueva referencia.

Sin embargo, lo que suceda con su precio una vez que la nueva emisión vea la luz, produce opiniones encontradas.

Rendimiento satisfactorio

Para la jefa de estrategia del puesto de bolsa Aldesa, Adriana Rodríguez, el rendimiento actual que ofrece n el Bde20 está acorde a sus características.

Rodríguez explicó que, en el pasado, el bono costarricense ha ofrecido un premio o margen más pequeño respecto a instrumentos de Estados Unidos, situación que no se mantuvo en el tiempo.

Lo anterior ocurre porque el título pertenece a una emisión relativamente pequeña ($250 millones) para los ojos de inversionistas internacionales. También porque está concentrada en manos locales que pretenden mantener ese título bajo su propiedad.

En lo que se refiere al precio, Rodríguez señaló que el único factor que puede afectarlo es un deterioro en la imagen de Costa Rica por mal manejo en el gasto público.

Garita tiene una apreciación diferente.

Para él, recientemente sí se ha castigado al bono costarricense con un ligero descenso en el precio, si se compara con las condiciones que ofrecen otros títulos soberanos de países vecinos.

De acuerdo con los datos de Garita, Costa Rica tiene un rendimiento actual de 4,81% mientras que Panamá, Brasil y Colombia se mueven en el rango de 2,20% a 2,45%.

Para cuando llegue la nueva emisión, que se espera tenga un mayor plazo, la expectativa es que la curva de rendimientos de Costa Rica se mueva hacia arriba y, por lo tanto, el Bde20 sufra un ajuste de su precio a la baja.

La posibilidad de que propietarios del bono actual se trasladen a la nueva emisión es vista con recelo. Según Garita, todo dependerá del rendimiento que se ofrezca y si la diferencia en comparación con el 2020 es significativa.

Para el asesor financiero Rodrigo Solano, una de las razones por las cuales los inversionistas se trasladarían de uno a otro es para tener variaciones de plazo en sus portafolios.

Según Solano, los interesados locales en una nueva emisión tienen el efectivo necesario en fondos líquidos o cuentas corrientes para hacer la compra sin deshacerse de otros bonos.

Sostenbilidad y financiamiento