Impuesto generó 133% más de ingresos a Bomberos en 2012

Superávit de la institución pasó de ¢2.642 millones en el 2011 a ¢6.165 en el 2012; gastos se dispararon

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /finanzas/Excedentes_ELFCHA20130215_0004_5.jpg
    326x204
    Excedentes
    / 15 FEB 2013
  • /finanzas/Gastos_ELFCHA20130215_0005_5.jpg
    326x204
    Gastos
    / 15 FEB 2013

index

Los ingresos provenientes de un nuevo impuesto dieron a Bomberos de Costa Rica un resultado más holgado para el 2012, a saber, un incremento del 133% en sus excedentes o ahorro (como esa institución los denomina).

El año pasado fue el primero en el que esa entidad recibió por todo el periodo el impuesto que se creó en el 2011. Se trata de un cobro del 1,75% sobre el consumo de energía eléctrica.

Según la información aportada por Bomberos, en el 2012 cerraron con ¢6.165 millones de ganancias, impulsadas por los ¢5.290 millones que recibieron del tributo.

No obstante, la organización también incurrió en mayores gastos, en especial, los administrativos y los de operación.

El impuesto es el segundo ingreso en importancia, pues el más grande es el que genera el aporte de las compañías aseguradoras por el 4% de las pólizas que comercializan.

Ese componente aportó en el 2012 un 65% del total de entradas de dinero. En el 2011, esa cifra fue de un 86%.

El mejoramiento en los ingresos tuvo otra consecuencia: el aumento en los activos, entre los que están propiedades y las unidades extintores.

¿Para qué las ganancias?

El superávit logrado por Bomberos para el 2012 servirá para reponer las disminuciones del capital de años anteriores.

Héctor Chaves, director de la institución, explicó que al sumar los resultados del 2010 y del 2011 tenían un déficit ¢3.029 millones, los cuales fueron tomados del capital inicial. Por ese motivo, se usará parte de los recursos en el reintegro al fondo inicial, que es un capital mínimo que se debe tener en reserva.

Al respecto, esta operación está regulada por la Ley 8228 del Cuerpo de Bomberos, la cual establece que, una vez que el fondo capitalice un monto superior a dos veces el último presupuesto aprobado, el Consejo Directivo asignará los recursos excedentes al financiamiento de proyectos especiales de la entidad.

También se destinará parte del dinero a la compra de 10 nuevas unidades extintoras (camiones) y a inversiones en el Centro de Operaciones de Bomberos.

La Contraloría General de la República tiene la potestad para supervisar a Bomberos, pero hasta el momento no ha emitido ningún informe acerca de la gestión.

Más gastos

En el incremento en los gastos de la entidad es notorio de acuerdo con el análisis realizado por EF.

Chaves dijo que, amparados en el incremento de recursos que tuvieron, procedieron a contratar más personal.

Otros renglones que aumentaron fueron el mantenimiento de camiones, gastos de viáticos y transporte por el incremento en un 20% en la cantidad de emergencias y más capacitaciones, entre las que están los procesos de inducción dados a las personas que contrataron.

Entre los gastos operativos, la partida de combustibles y lubricantes fue la más grande de todas y la que tuvo uno de los mayores incrementos. Específicamente, un 58% en términos nominales para un total de ¢537 millones.

La clasificación de herramientas e instrumentos creció más del doble para un total de ¢209 millones. El renglón obedece a equipamiento del consultorio médico y por los 22 camiones nuevos que fueron adquiridos.

Los activos de Bomberos también tuvieron un incremento de 31% y para los activos fijos de 46%.

Parte de lo que hizo elevar este renglón fueron las construcciones de seis nuevas estaciones, una torre para entrenamiento de de rescate y los nuevos camiones, explicó Chaves.

Al final del 2012 había en funcionamiento 72 estaciones de bomberos, mientras que para el 2011 eran 66.

Según el jerarca, la expectativa para el 2013 es de recibir ¢5.764 millones provenientes del impuesto de la electricidad, lo que representaría un incremento del 9%, basado en que ocurra un aumento del 2% en los abonados al servicio y un 6% de ajuste al alza en las tarifas.

Sostenbilidad y financiamiento