China espera que peso financiero de Shanghái aumente con el nuevo banco BRICS



  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

China espera que el nuevo Banco de Desarrollo y el Fondo de Reservas que acaban de aprobar el bloque de países emergentes BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) , aumente el peso como centro financiero de su futura sede, Shanghái, en el mundo.

La capital económica de China, que se ha fijado lograr para 2020 una influencia mundial como centro financiero, comercial y logístico, similar a la que hoy tienen Londres y Nueva York, y que esperaba reforzar esto con la Zona Piloto de Libre Comercio de China (ZPLC) , creada en 2013, tendrá así un nuevo argumento a su favor.

El primer presidente del banco será indio, su primer director, brasileño, y la primera autoridad de la entidad recaerá en Rusia, mientras que su oficina regional estará en Sudáfrica, de manera que los cinco países parten compartiendo parte de la responsabilidad.

Sin embargo, "es natural que la sede principal vaya a Shanghái, ya que de todos los países BRICS, China es el más poblado y el que tiene una economía de mayor envergadura " , declaró hoy a la agencia oficial Xinhua la investigadora de los Institutos de Estudios Internacionales de Shanghái (SIIS) Zhang Haibing.

"Hay muchas organizaciones internacionales que operan en ciudades como Nueva York, Tokio y Londres, y una ciudad no puede convertirse de verdad en una metrópolis internacional sin la presencia de instituciones mundiales, así que el banco del BRICS es justo lo que Shanghái necesita para impulsar su perfil internacional " , señaló.

Sin embargo, en el reto que la ciudad ya se había fijado para 2020, se le suele criticar a Shanghái todo lo que aún le queda por avanzar en apertura, transparencia legal y adecuación a los estándares internacionales de funcionamiento financiero y económico.

La creación del nuevo banco, y de un Acuerdo de Reservas de Contingencia con un fondo de $100.000 millones (41.000 de ellos aportados por China) , para reaccionar ante posibles " contingencias financieras " inesperadas, supone un desafío al control de Occidente sobre las finanzas mundiales.

Por el momento los principales organismos financieros internacionales, impulsados por Occidente, son el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), que nacieron tras los acuerdos de la conferencia de las entonces aún incipientes Naciones Unidas de Bretton Woods (Nueva Hampshire, EEUU) en 1944.

"La creación de un banco BRICS puede impulsar al FMI y al BM a hacer más esfuerzos para atender las preocupaciones de las economías emergentes de gran tamaño y rápido crecimiento " , declaró por su parte Mark Williams, economista jefe para Asia de la consultora británica internacional Capital Economics.

"El suministro de crédito para programas de infraestructuras sigue siendo estrecho en todo el mundo " , recordó por su parte Zha Xiaogang, director del Instituto de Estudios de la Economía Mundial de Shanghái. "El BM y otros fondos regionales tienen recursos limitados, y la asistencia a veces no se ofrece de la manera que sirve mejor a los intereses de los países en desarrollo " , indicó.

¿Una buena idea?. Con todo, el propio presidente del BM, Jim Yong Kim, dijo en Pekín la semana pasada que la institución daba la bienvenida a la idea de un banco de desarrollo de los BRICS, y que trabajarían conjuntamente para financiar las necesidades de infraestructuras de las economías en desarrollo.

Aun así, la abundancia de bancos de desarrollo regionales, como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) , hace preguntarse a algunos observadores si de verdad era necesario uno más para los BRICS, como señala hoy el comentarista Alex Lo en el diario South China Morning Post.

El propio Williams no ve claro "qué puede ofrecer un banco del BRICS que no estén ofreciendo ya el Banco de Desarrollo de China o el de Brasil ", aseguró: " los dos ya son grandes jugadores por sí mismos " .

"La única diferencia que me parece que hay es que las intervenciones de un banco de los BRICS tendrán un sabor más multilateral, pero habrá que esperar y ver si, en la práctica, la necesidad de un consenso entre los países BRICS sobre cuáles son las prioridades es un obstáculo o una ventaja " , concluyó.

Sostenbilidad y financiamiento