ESTUDIO DEL MEIC

Deuda de costarricenses en tarjetas crece ¢59.000 millones en un año

Cada tico debe en promedio ¢400.000


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El último Estudio comparativo de tarjetas de crédito y débito del Ministerio de Economía (MEIC), al mes de julio pasado, advierte que en total en el país se registran 1.593.169  de tarjetas, las cuales mantienen una deuda que suma ¢638.688 millones, monto que es ¢59.029 millones superior al registrado el año anterior. 

Junto con el aumento de la deuda, también creció un 11% en un año la cantidad de plásticos emitidos, lo que evidencia dinamismo en la industria, pues el  monto es superior al crecimiento general del crédito en el sistema financiero, que, al primer semetre del año, creció a ritmos del 9%.

La colocación de tarjetas crece más rápido que la colocación de crédito en general

En promedio, cada tarjetahabiente debe al sistema poco más de ¢400.000, sobre los cuales se pagan interses de hasta un 54% anual, un costo que duplica la deuda mantenida en menos de dos años. 

Las tarjetas más caras, según el estudio, son Medios de Pago, Credix World y Tarjetas de BCT, que ofrecen intereses de 54% a 50%, mietras que las que tienen el interés más bajo son algunas de Credomatic, Bancrédito y del BCR,  que ofrecen intereses del 24% al 27%

Tarjetas de débito a la cabeza

Con respecto a las tarjetas de débito, se determinó un aumento de 248.008 tarjetas en circulación (incluyendo tarjetas titulares y adicionales) en el útlimo año.  Al corte del estudio circulaban un total de 4.556,977 tarjetas de este tipo en el país.

El total de plásticos en circulación representó un saldo acumulado de ¢2,5 billones que se mueven en este tipo de instrumentos.

"El dinero en cuentas bancarias asociadas a tarjetas de débito aumentó en ¢536.865 millones, entre julio 2011 - julio 2012", acota el informe.

Tome nota

El Ministerio hace un llamado, ante el aumento en el número de tarjetas en circulación y la oferta que ofrecen los bancos, par a que los consumidores utilicen los plásticos sin que estos generen endeudamiento.

Es importante considerar el costo efectivo por el uso de la tarjeta, el cual además del costo por interés corriente se le suma otros, tales como intereses moratorios, costo por el uso de cajero, costos por compras en el exterior, entre otros”, señala.

Además, agrega que el consumidor debe considerar el número de meses que le ofrece el emisor para pagar; en cerca del 90% de los tipos de tarjetas ofrecidos en el mercado establecen un plazo para pagar el crédito entre 48 y 66 meses.

“A partir de los meses definidos y el monto de la deuda se define el pago mínimo, que es el monto que deberá el consumidor cancelar mensualmente para no incurrir en intereses moratorios”, puntualiza el estudio.

* Colaboró con esta información la periodista Andrea Rodríguez.

Sostenbilidad y financiamiento