EE.UU. continúa registrando una inflación moderada, del 0,3 % en junio


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Los precios que pagan los consumidores por bienes y servicios en Estados Unidos aumentaron un 0,3 % en junio y han subido un 2,1 % en un año, informó el Departamento  de Trabajo.

El índice de precios al consumidor  (IPC) había subido un 0,4 % en mayo y la mayoría de los analistas había calculado un aumento del 0,3 % en junio.

Casi dos tercios del alza del IPC el mes pasado refleja el aumento del 3,3 % en los precios de las gasolinas, el mayor incremento mensual desde junio de 2013, según las cifras del Gobierno.

Los precios de la energía subieron un 1,6 % en mayo y han aumentado un 3,2 % en un año. Los precios de los alimentos subieron en junio un 0,1 %, y han aumentado un 2,3 % desde junio de 2013.

Si se excluyen los precios de los alimentos y la energía, que son los más volátiles, la inflación subyacente en el IPC de junio fue del 0,1 %. En un año la inflación subyacente ha sido del 1,9 %.

Si bien el IPC ha subido más de un 2 % en un año, la medida de la  inflación preferida por la Reserva Federal  (banco central) en su política monetaria, el llamado 'índice de precios en gastos de consumo personal', subió un 1,8 % desde mayo de 2013 a mayo pasado.

La meta del banco central es mantener a largo plazo una inflación de alrededor del 2 % anual y el aumento de precios en esta medida ha estado durante más de dos años por debajo de lo que la Reserva Federal considera aceptable y saludable para la economía.

La Reserva ha mantenido la tasa de interés de referencia por debajo del 0,25 % desde diciembre de 2008 para estimular el gasto de los consumidores, que en EE.UU. equivale a más de dos tercios de la actividad económica.

El Comité de Mercado Abierto de la Reserva, que ha reiterado varias veces que continuará su política monetaria de tasas de interés en niveles históricamente bajos, ha señalado que seguirá en esa actitud al menos hasta mediados de 2015.

Otro informe simultáneo del Departamento de Trabajo indicó que las remuneraciones reales horarias promedio de los trabajadores en EE.UU. se mantuvieron sin cambios de mayo a junio. “ Esto resulta de un incremento del 0,2 % en las remuneraciones horarias promedio contrarrestado por el aumento del 0,3 % en los precios al consumidor ” , explicó el informe.

Las remuneraciones horarias promedio de los trabajadores han disminuido un 0,1 % entre junio de 2013 y junio de 2014.

La desaceleración en el ritmo de inflación podría aplacar los temores de los miembros de la Reserva Federal que por más de dos años han advertido de que los cuantiosos estímulos monetarios aplicados por el banco central podrían convertirse en aceleradores de la inflación si la actividad económica apurara su ritmo de crecimiento.

Otros miembros de la Reserva ven el peligro por otro lado: una aceleración de la inflación hace más caras las compras de bienes y servicios esenciales, con lo cual los consumidores tienen menos dinero para otros gastos suntuarios, y eso puede frenar el crecimiento de la actividad económica.

El componente adicional en los cálculos de la Reserva Federal es el índice de desempleo. Durante la recesión de diciembre de 2007 a julio de 2009 la mayor economía del mundo perdió unos 8,4 millones de puestos de trabajo.

En los últimos cinco años la tasa de desempleo ha bajado de un 10 % a un 6,1 %, pero persiste el desempleo a largo plazo y la falta de empleos bien pagados y con beneficios para millones de personas, por lo cual la Reserva modula cuidadosamente el retiro de sus estímulos monetarios.

Sostenbilidad y financiamiento