Baja la intensidad de las emisiones en el mercado de valores primario

El mercado de valores primario reporta un 15,6% menos en el monto transado a setiembre

  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!
  • /finanzas/Emisiones-mercado_primario-BNV-mercado_de_valores-bancos_ELFCHA20131018_0008_5.jpg
    326x204
    Baja la intensidad de las emisiones en el mercado de valores primario
    / 18 OCT 2013
  • /finanzas/Emisiones-mercado_primario-BNV-mercado_de_valores-bancos_ELFCHA20131018_0009_5.jpg
    326x204
    Baja la intensidad de las emisiones en el mercado de valores primario
    / 18 OCT 2013
  • /finanzas/Emisiones-mercado_primario-BNV-mercado_de_valores-bancos_ELFCHA20131018_0010_5.jpg
    326x204
    Baja la intensidad de las emisiones en el mercado de valores primario
    / 18 OCT 2013

index

El 2013 ha sido un año poco atractivo para los emisores de bonos en el mercado de valores de Costa Rica. Hubo menos participantes y menos actividad en lo que respecta al monto que ofrecieron a los inversionistas.

Entre enero y setiembre de este año se observa un descenso real en la colocación de títulos del 15,6%, porcentaje que incluye el descuento por el efecto de la inflación y deja por fuera las emisiones del Ministerio de Hacienda y del Banco Central de Costa Rica (BCCR).

En total, el resto de emisores, que son principalmente entidades bancarias, lanzaron al mercado ¢941.755 millones en ese periodo. Los principales emisores son Bancrédito, con un 19% del total; el Banco de Costa Rica (BCR), con un 17%; el BAC San José y el Banco Popular, con un 11%.

El mercado primario es donde las empresas autorizadas por los reguladores acuden a subastar sus nuevos valores. Una vez que lo hacen, los bonos de deuda pasan al mercado secundario, donde son negociados por los inversionistas.

En Costa Rica, los que dominan el mercado primario son Hacienda y el BCCR en lo que respecta a monto. Los bancos están autorizados a emitir papel comercial, es decir, instrumentos con un plazo menor a un año.

No obstante, algunas entidades bancarias también inscriben emisiones de más plazo.

Poca actividad

Este año está caracterizado por tener poca actividad en el primario, pero más movimiento en el secundario. Para el primero hubo un descenso, mientras que en el segundo el volumen de negociaciones más bien tuvo incremento sobresaliente de 130%.

Algunos de los emisores consultados reconocieron que, debido a un exceso de liquidez en sus cuentas, acudieran en menor medida a captar recursos en el mercado de valores.

Ese es el caso del BCR. Según su gerente general, Mario Rivera, la necesidad de recursos este año ha sido menor precisamente por contar con más liquidez y porque las captaciones que se hacen por medio de ventanilla, a través de los certificados de depósito a plazo que hacen los clientes, por ejemplo.

Rivera agregó que también obedece a una menor demanda de créditos en colones durante este año.

Una situación similar atraviesa el Banco Nacional, pues la entidad ha tenido liquidez y crecimientos en cuentas corrientes, de ahorro y certificados del público, explicó Hazel Valverde, directora general de finanzas.

El BNCR ha colocado un 91% menos en comparación con el 2012.

Después de enero del 2013, los emisores bajaron el volumen total de sus colocaciones, así como el plazo promedio que ofrecían, pues a principio de año el promedio era casi de un año y más recientemente el plazo favorito se acercó más a los nueve meses.

Uno de los reporta más actividad es Bancrédito que tuvo un aumento del 99% en las colocaciones.

Sin embargo, el gerente general interino, Eduardo Gómez, explicó que el aumento en el saldo real de colocaciones es de 16% debido a que algunas de estas se hicieron a plazos menores a los 180 días y lo que se ve en las negociaciones son las renovaciones de estos instrumentos.

Banco Bansol es otro de los que aumentó sus movimientos debido a un aumento en la demanda de créditos, detalló Walter Espinoza, director financiero de la entidad.

Según Espinoza, la mayoría de de las captaciones se hicieron en dólares por el crecimiento en los préstamos en esta moneda, especialmente por parte de las empresas.

INCLUYA SU COMENTARIO