Luis Liberman: Economía de EE.UU. en la mira de Costa Rica


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La atención de Costa Rica a nivel externo deberá estar focalizada en la economía de Estados Unidos y en las propuestas a las que dará curso Donald Trump, quien asumirá la presidencia de ese país el 20 de este mes.

Para Luis Liberman, exvicepresidente de la República, el anuncio de la subida de tasas de interés por parte de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos (la ubicó entre 0,5% y 0,75%), es muestra de una economía que se consolida y que espera más dinamismo en el 2017.

La expectativa es que la nación norteamericana cierre este año con un crecimiento del 2,2%, una cifra que pareciera poco pero que es significativa.

Esta proyección es positiva para el sector exportador costarricense que tiene en Estados Unidos a su principal mercado. Existen otros frentes de acción con proyecciones menos halagüeñas y la llegada del presidente Trump es, tal vez, el elemento que genera más incertidumbre.

Al otro lado del Atlántico, Europa tendría un crecimiento similar al de 2016 y procesos electorales complicados en Italia, Alemania y otros países de la zona.

La economía china acelerará su crecimiento en el 2017, al hacer aterrizar su nuevo modelo económico que se enfoca en los bienes y servicios para el consumo interno.

Por su parte, América Latina también vivirá incertidumbre. Brasil habría concluido con una caída de 3,3% en su producción en 2016, pero volverá a la senda positiva en 2017.

Incertidumbre por Trump

Trump ha dado a conocer sus intenciones de fortalecer la producción en suelo estadounidense, evitando que empresas norteamericanas se establezcan en otros países. Esto podría perjudicar la llegada de Inversión Extranjera Directa a Costa Rica.

Así, surge la duda de cómo y con quién va a negociar Trump estas propuestas y si efectivamente va a lograr un consenso en el Congreso, dijo Liberman.

Por otro lado, el exvicepresidente no prevé que los bancos centrales del mundo tomen la misma decisión de la Fed, pero sí ve que Estados Unidos recibirá recursos adicionales.

A modo de ejemplo, a mediados de diciembre el bono de 10 años de Japón estaba cotizándose a 0,03%, mientras el bono de Estados Unidos, al mismo plazo, se ubicó en 2,45%. Ante este panorama, los gestores de portafolios de inversiones de Japón, y otros países donde sucedía lo mismo, como Alemania, podrían retirar el dinero para depositarlo en los mercados estadounidenses.

¿Qué efecto tendrá esto sobre el tipo de cambio del dólar? Como Costa Rica está ligada al dólar, esto le causaría problemas e impactará los flujos de capital de manera importante, según Liberman.

Al mismo tiempo, Trump pide una reducción de impuestos tal que implica subir en 26 puntos la relación deuda a Producto Interno Bruto (PIB) en un periodo de 10 años. Eso abriría un hueco fiscal adicional de $7,2 billones, que tendrá un efecto sobre las tasas de interés.

Sostenbilidad y financiamiento